CuriosidadesPrincipal

Nuestro cerebro y la música

“Sin música la vida sería un error”. – Friedrich Nietzsche

Iniciamos con esta frase del filósofo alemán, porque en realidad la música es muy importante para nuestro cerebro, para levantarnos el ánimo, expresar lo que sentimos y bien, para nuestra creatividad…

Existen diversas teorías sobre esta coexistencia íntima con la música en la evolución. Algunas de estas se dieron porque al estudiar la respuesta del cerebro a la música, las áreas claves que se ven involucradas son las del control y la ejecución de movimientos. Una de las hipótesis postula que esta es la razón por la que se desarrolló la música: para ayudarnos a todos a movernos juntos. Algunos científicos, a su vez, sugieren que la influencia de la música sobre nosotros puede haber surgido de un hecho fortuito, por la capacidad de esta para secuestrar sistemas cerebrales construidos para otros fines, tales como el lenguaje, la emoción y el movimiento.

La música, que en principio es sustancia física, influye en muchos  aspectos biológicos y de comportamiento del ser humano. Quizá la influencia más llamativa sea la que ejerce en nuestro cerebro, que es plástico y susceptible de adaptación: el estudio y práctica de la música puede modificarlo para conseguir que sus dos hemisferios funcionen con más agilidad e integración, de modo más holístico. No sólo en funciones musicales, sino también en dominios como la memoria o la matemática.

“Pienso que una vida dedicada a la música es una vida bellamente empleada, y es a eso a lo que he dedicado la mía”.Luciano Pavaroti 

brain

¿Cómo cambia nuestro cerebro con educación musical?

Pues bien, según Frances Rauscher, la música  estimula conexiones neuronales específicas situadas en el centro de razonamiento abstracto del cerebro, lo que hace a los individuos más inteligentes. Por otro lado, el Dr. Schlaug, estima que el cerebelo (zona del cerebro que contiene el 70 % de las neuronas) es un 50% más grande en los músicos que en otros grupos. Y un estudio de la Universidad de Hong Kong, los adultos que han recibido enseñanza musical antes de los 12 años tienen mejor memoria oral porque tienen más desarrollado el lóbulo temporal izquierdo del cerebro.

Y para finiquitar, otro estudio realizado por O’Connor (1992) sobre la memoria musical, afirma que “el sentimiento, el sonido y la imagen se reconstruyeron al mismo tiempo a raíz de la audición… La música no es simplemente un recuerdo auditivo, sino una síntesis de vista, sonido y sentimiento. La memoria musical no es simplemente una memoria auditiva”. Y un efecto más que potencia la educación musical es “una complementariedad o intercambio de información entre los dos hemisferios (cerebrales) con lo que puede contribuir al desarrollo armónico del cerebro total y, por tanto, de la formación de la persona.”

“La música es el arte más directo, entra por el oído y va al corazón”.- Magdalena Martínez

Periodista: Liliana Méndez

Mas Noticias

Close