National Geographic resalta belleza de volcanes Nicaragüenses

National Geographic siempre ha tenido mucha atención por las bellezas que presenta Nicaragua, por eso no es extraño que haga extensos artículos sobre una de sus mayores características: los volcanes.

Acá hacemos una pequeña reseñal sobre el artículo publicado en mayo.

El escritor de National Geographic, Jamie Lafferty, decidió regresar a Nicaragua después de 8 años y en su visita aseguró conocer diferentes atractivos turísticos del país, en especial los diferentes volcanes que hay.

Según una redacción que realizó a esta importante revista, comienza a describir su travesía visitando el volcán Mombacho, enmarcando que no ha entrado en erupción desde los días de los conquistadores, cuando Nicaraguaera conocida como la Capitanía General de Guatemala. Hoy, en lugar de fuego y humo, los bosques húmedos rodean sus laderas superiores como un manto verde, describió.

“Este es el primer volcán en el que pisé a una semana de visitar a Nicaragua. Algunos están cubiertos de árboles, otros están llenos de agua, otros ‘fuman’, muchos son tranquilos, pero siempre están ahí, literalmente, ayudando a dar forma al país”, expresó.

Rommel, un hombre de 44 años fue su guía turístico.

También hizo su recorrido por el volcán Maderas, a unas 60 millas al sureste de Mombacho. Describío como junto con el volcán Concepción forman Ometepe, una isla en el corazón del lago de Nicaragua. Juntos, se parecen a la figura ocho, una pieza central prehistórica asombrosa en un cuerpo de agua del tamaño de un mar.

Rommel, su guía turístico lo dirigió a un mirador, a casi dos horas desde la base de Maderas.

“A pesar del clima sombrío, es un día ferozmente soleado en elevaciones más bajas. La humedad parece rebotar en el suelo polvoriento e incluso las pendientes iniciales exprimen el sudor de mi frente como la humedad de una esponja saturada. Luego lo hacemos en el bosque y mientras la luz solar directa desaparece, también lo hace la brisa”, exclamó.

Después de haber conocido la paradisíaca Isla de Ometepe y sus activos volcanes, decidió emprender hacia la ciudad de León, exactamente al volcán Momotombo y Cerro Negro.

En su escrito narra que el volcán Momotombo “apareció por primera vez a 15 millas al noreste de la ciudad en abril de 1850, emergiendo del suelo a lo largo de seis semanas de actividad sísmica y volcánica. Desde entonces, se han producido 23 erupciones, la última de las cuales tuvo lugar en 1999″.

Por su parte describe el Cerro Negro como “amenazador; una cúpula negra sin árboles en un amplio valle poblado por otros picos volcánicos más verdes. Muchos de estos están extintos, pero el Cerro Negro parece una herida abierta, el interior de la Tierra expuesto».

Ya en el volcán Cerro Negro, conoció por qué es muy famoso al poderse realizar una de las actividades de aventura más famosas de América Central: el sandboard.

“Estar rodeado por volcanes atrae a la mente hacia grandes pensamientos, acerca de la creación y la destrucción, la formación del mundo y la cantidad de tiempo tan vasta que hace que una persona se sienta totalmente insignificante”, escribe en su hermoso artículo.

Jamie Lafferty visitó a Nicaragua en el año 2011, y su estadía fue de casi un año. Durante ese tiempo se introdujo en la naturaleza a conocer diferentes lugares turísticos.

Destacó que muchos de los volcanes más espectaculares de Nicaraguaestán cerca de las principales ciudades. Desde León, Granada y la capital, Managua.

Y finalizó indicando que muchas compañías de viajes ofrecen excursiones de mediodía y día completo a los volcanes. La excepción es Ometepe, a la que se debe llegar en ferry o en avión. De igual manera, deja entredicho que es una aventura que ningún visitante debería perderse.