¿Cómo prevenir los juanetes

Un juanete es el agrandamiento de la base del dedo gordo del pie. En concreto, de su articulación. Esto se produce principalmente porque el hueso o el tejido de esta articulación se desplazan hacia fuera buscando más apoyo a la hora de pisar.

A causa de la fuerza que hace el dedo por generar ese agrandamiento, termina inclinándose hacia dentro, hacia los demás dedos. Hacia fuera crea un bulto que generalmente es molesto. Por eso mucha gente se queja de dolor de juanetes y se termina operando.

Según el especialista Mario Fonseca señala que las mujeres son las más afectadas, pero cualquier persona está propensa a padecer de juanetes, incluso durante la etapa de la adolescencia. Asimismo detalló que “esta deformidad se manifiesta con claridad a partir de los 30 a 40 años y puede extenderse hasta los 60 años.”

Por lo general, los juanetes no requieren tratamiento médico, según el ortopeda; pero en ocasiones pueden llegar a representar un verdadero problema para la persona ya que se experimenta movimiento reducido del dedo gordo del pie o del pie; y en el menor de los casos la persona tiene dificultad para encontrar zapatos que calcen adecuadamente.

“Existen más de 100 técnicas descritas para el tratamiento quirúrgico del juanete, la mayoría de ellas con diferentes modificaciones, pero la mayoría tienen como objetivo corregir la desviación del dedo gordo (primer dedo) quitando la deformidad y realinear el hueso largo (metatarsiano) que hay entre en dedo gordo y la parte de detrás del pie y así alinear el ángulo anómalo del primer dedo”, detalló el ortopeda.

El Podólogo español, Eduardo Padilla recomienda cuatro ejercicios que ayudan no solo a prevenir la aparición de los juanetes; sino también a detener su crecimiento. Y aunque parezcan sencillos, estos ejercicios pueden hacer maravillas en tus pies. Te dejamos el video

Para la realización de algunos de estos ejercicios es necesario una banda elástica; puede ser de las que se usan para sujetar el cabello. Es necesario ser constantes y realizar varias repeticiones en cada práctica. Se recomienda ejercitarse al menos cuatro veces por semana.