Compañera Rosario Murillo destaca mensaje del Presidente Daniel Ortega ante el Consejo Político del ALBA

La vicepresidenta compañera Rosario Murillo destacó este viernes el mensaje que brindó el presidente Daniel Ortega ante el Consejo Político del ALBA que sesionó esta semana en Managua para analizar el Golpe de Estado al presidente de Bolivia, Evo Morales.

Ayer celebramos una importante reunión del Consejo Político del ALBA en nuestra Nicaragua Bendita y nuestro comandante Daniel hizo un mensaje claro, clarito, desde la experiencia, la sabiduría que nuestro pueblo, pueblo nicaragüense, pueblo de Darío, pueblo de Sandino, nuestro pueblo ha venido acumulando experiencia y sabiduría, fruto de todas las luchas y victorias, en todas las épocas, dijo.

Dijo que el comandante Daniel detalló la posición de los pueblos y gobiernos del ALBA, del amanecer, pueblos y gobiernos que con absoluta valentía, determinación, vamos adelante con empeño, tesón e infinita responsabilidad, fortaleciendo nuestros modelos propios.

Añadió que son modelos políticos, económicos, sociales, modelos ejemplares, modelos cristianos, de valores cristianos, de justicia social en un mundo de grandes complejidades.

La compañera Rosario Murillo, expresó: Cada día asistimos en nuestros pueblos, en nuestros países, en nuestra América Caribeña, al crecimiento de la conciencia hay un mundo agresivo, hay un mundo complicado pero los pueblos vamos adelante y nuestra conciencia crece, se alza, cada día, sabemos que con nuestras luchas, nuestro carácter, nuestra invariable firmeza, asistimos al parto, al nacimiento de los nuevos tiempos.

Asistimos al parto, damos a luz entre todos a esos nuevos tiempos que son tiempos de pueblos nobles, honrados, decentes, tiempos victoriosos, tiempos de triunfos, desde la conciencia que vemos alzándose en todo nuestro continente, nuestra América Caribeña, alzándose la conciencia de derechos, de ciudadanía, de justicia social que reclamamos todos los pueblos que queremos vivir como hemos proclamado, en una América Latina Caribeña de paz y desarrollo justo, reflexionó.

Señaló que son zonas de paz, zonas para la justicia y para el desarrollo y zonas toda esta América Nuestra, América Caribeña, para crecer juntos en bienestar, crecer en la apropiación de nuestros derechos económicos, sociales, políticos, protagonismo de las mayorías y como decía nuestro comandante Daniel ayer la democracia no es el voto. No es únicamente el voto, la democracia y los derechos son la salud, la educación, la conectividad, los caminos, las carreteras, los puentes, las viviendas sociales, las lotificaciones.

Esta es la democracia

Todo lo que hacemos en esta Nicaragua de paz y bien, esa es la democracia. La democracia es vivir bien porque tenemos derechos a vivir bien, los pueblos, que con nuestro trabajo, nuestra laboriosidad y nuestros talentos creamos la riqueza”, precisó.

Dijo que Dios da fortaleza y nuestra fe cristiana nos mandata defender el derecho de todos a vivir en fraternidad y armonía.

Nosotros en nuestra Nicaragua que sabemos de tantos tiempos difíciles, atesoramos la concordia y la cuidamos con el compromiso de sabe ir siempre más allá, desde la fe y la confianza en Dios hacia la luz y hacia la verdad, con amor y con esperanza que nadie puede arrebatarnos, nosotros hemos proclamado que la paz es y será porque las mayorías en nuestra América Caribeña, la queremos, la protegemos y la resguardamos, indicó.

La paz que está con nosotros, la paz que está con los pueblos, la paz que está con los humildes, la paz que está con los excluidos por las minorías acaudaladas, añadió la compañera vicepresidenta.

La paz que está en cada uno de nuestros corazones, creciendo cada día en la conciencia absoluta de que vamos adelante en pleno compromiso de libertad, dignidad, fraternidad, prosiguió.

Nuestros corazones generosos, cristianos, solidarios, todos los días proclamamos que construir entre todos y por el bien de todos es objetivo primordial de ese cada día, dijo.

Destacó que la Nicaragua que estamos construyendo en paz y bien es cada vez más laboriosa, cada vez más exitosa, cada vez más justa porque somos todos la mayoría, los que estamos incluidos para prosperar, trabajar y prosperar.

Escucharnos todos

Todos nos escuchamos. El que tiene oídos para oír que oiga, la patria es de todos, es para todos, para trabajar, estudiar, curarnos, sanarnos, e inaugurar cada día nuevos programas y nuevos proyectos de bien común con los que vamos adelante, con los que prosperamos, con los que avanzamos, señaló.

En esta Nicaragua libre, bendita, luminosa, hermosa, en el nombre poderoso de Jesús hemos proclamado que tenemos derecho y lo aseguramos, derecho a vivir tranquilos, seguros, trabajando, aprendiendo, emprendiendo y prosperando. Esa es nuestra voluntad y nuestro compromiso, enfatizó.

No hay diablos, no hay satánicos, no hay nobles, no hay infames, no hay perversos que puedan atreverse a violentar ese compromiso y esa voluntad del pueblo nicaragüense, sentenció la compañera Rosario Murillo.

Sabemos de luchas y sabemos de honor, sabemos que somos un pueblo valiente, valioso. En nuestros cantos decimos no hay una tierra en todo el continente hermosa y valiente como nuestra nación, dijo.

Y así es, tierra hermosa, tierra valiente, tierra de valientes. Así estamos y así vamos en victorias y vamos por más victorias. Y sabemos trabajar esas victorias y sabemos prepararlas y sabemos, como sabremos, seguir prosperando, trabajando, venciendo, todos juntos, estudiando, aprendiendo, emprendiendo, todos juntos, porque tenemos derechos, porque tenemos dignidad, porque somos una cultura de reconciliación y paz, continuó.

Nicaragua es libre porque tiene hijas e hijos que la aman dijo Sandino y el amor crece cada día. Aquí hay tierra fértil para cultivar y cosechar amor. Aquí reina el amor. Que es más fuerte que cualquier intento de cultivar odio en Nicaragua. Aquí reina el amor recalcó.

Decíamos, siempre hemos dicho, que como pueblo cristiano y como pueblo de Dios, hacemos florecer amor y paz todos los días”, concluyó sobre ese tema.