Proceso del FSLN para la restitución de los derechos del pueblo nicaragüense

Miércoles 20 de Noviembre 2019 , Maritza Espinales acompañó a Móises Absalón Pastora  en Canal 6, desde el programa Detalles del Momento. La diputada del FSLN, y miembro del Frente Nacional de Trabajadores (FNT) recalcó los avances conseguidos por el Gobierno de Reconciliación y Unidad Nacional, a través de la dirigencia del Comandante Daniel y la Compañera Rosario en esta segunda etapa de la Revolución Popular Sandinista.

“Cuando el FSLN llegó al gobierno, el presupuesto de salud era de 3,500 millones de córdobas, el día de hoy, en 2019 se destinan 14,839 millones de córdobas, con un crecimiento sostenido, a pesar del golpe, donde algunos peleles destruyeron hospitales, escuelas, centros de salud a donde no van sus hijos”, dijo la Diputada Espinales.

Desde el 2007, el GRUN ha conseguido construir:

  • 7 hospitales regionales
  • 12 hospitales de referencia nacional
  • 42 hospitales primarios
  • 114 centros de salud
  • 66 clínicas móviles

Según la Diputada, “las clínicas móviles es donde van las personas de la zona rural, que por diversas adversidades no tienen acceso a un centro de salud, estas clínicas están equipadas con un equipo completo y moderno, incluyendo una farmacia, ya que además de recibir atención médica, se entregan las medicinas que necesitan”

La Diputada Espinales también recalcó que el contexto latinoamericano actual no es ajeno a la historia nicaragüense, “nuestro pueblo conoce de guerras, orquestadas por Estados Unidos en conjunto con vende-patrias” y hoy más que nunca, los nicaragüenses desean la paz, “existe una consciencia política que no se enreda fácilmente, la gente de los barrios está consciente que el FSLN empezó un proceso de restitución de derechos desde el 2007”. Derechos que fueron privados a la población durante los 16 años de neoliberalismo desde 1990.

“Vimos el retorno de la oligarquía al poder, cuando la derecha ha gobernado, no gobierna el pueblo. Violeta fue una persona burguesa, que no consideraba que era su deber aportar al progreso del país, ella pensaba que hacía caridad. En Nicaragua no había derecho a la alegría.”

Espinales afirma que en Nicaragua existe un proceso de desarrollo en paz, armonía y constante crecimiento, “La paz no ha sido regalada a Nicaragua, se ha construido con sangre y lágrimas, del General Sandino, del Comandante Carlos Fonseca, de nuestro Cacique Diriangén”.

Finalmente, Espinales hizo un llamado a la Iglesia para mantener una armonía justa entre sus seguidores, sin influencias de su inclinación política “Nosotros estamos abocados a esa construcción de la paz, esperamos que el espíritu santo sea derramado en la conferencia episcopal”.