Tips de belleza para un mejor cuidado del cabello en este verano

El verano es una de las estaciones que ocasiona mayor daño en el cabello. Ya sea por la alta exposición al sol, el contacto con el agua salada del mar, el cloro de la piscina, entre otros factores; tanto el cabello como el cuero cabelludo sufren alteraciones que finalmente se evidencian con la resequedad, el pelo quebradizo, decoloración y más.

1. Preparar:

Así como el cuerpo se deshidrata con el calor, al cabello le pasa lo mismo. Por eso es necesario prepararlo para estas fechas con tratamientos que ayuden a hidratar y fortalecer el cuero cabelludo y la fibra capilar. Los especialistas recomiendan realizar primero una evaluación para que según el diagnóstico se recomiende el tratamiento ideal.

2. Corte de puntas:

Ya sea que se tenga el cabello largo o corto, recortar las puntas cada dos meses es lo mejor para mantener los extremos del cabello sanos y evitar la resequedad que se forma de la mitad a las puntas.

3. Duchas Inmediatas:

El agua de la piscina suele contener agentes destructivos para la piel y el cabello como el cloro y el sulfato de cobre. Ante ello, se recomienda tomar una ducha inmediatamente después de la piscina y enjuagar muy bien el cabello para eliminar todos los restos químicos que pueda haber del agua.

4. Agua fría:

Aunque no lo parezca el agua fría aporta múltiples beneficios como mejorar la circulación sanguínea y darle más brillo al cabello. No es necesario realizar todo el ritual de lavado con agua fría pero sí utilizarlo en el enjuague final.

5. Evitar el secador y la plancha:

Si el sol del verano daña el cabello, sumarle el calor de estos aparatos es innecesario y dañino. Durante la temporada es mejor dejar que el cabello seque al natural. Pero, si es muy necesario utilizar la plancha o las tenazas, es mejor hacerlo a temperatura media o baja y aplicarse previamente un protector térmico.

6. Cubrir:

La idea de tener un cabello sano y bonito es lucirlo, pero nunca se debe de exagerar. Por ello, de vez en cuando, es mejor utilizar una gorra, sombrero, pañuelo o turbante, que además de proteger de los rayos del sol aportará un toque de estilo al look veraniego.

7. Rehidratar:

Si se planea mantener una larga temporada en la playa, es mejor utilizar un tratamiento que hidrate el cabello de medios a puntas. En el mercado actualmente hay una amplia gama de productos que se puede aplicar a diario, ya que estos tratamientos deberán de aplicarse al iniciar la jornada y retirarlos al finalizar el día. Como si fuese un bloqueador solar.

8. Peinados Naturales:

Dejar a un lado el uso de geles o lacas y procurar que el cabello respire lo más que pueda. Si se desea moldear el cabello para lograr ondas veraniegas se puede hacer una trenza de noche y dormir con ella, o humedecer un poco el cabello y hacer moños un poco ajustados y dejarlos que sequen a la luz del sol. Al desarmarlos se formarán los famosos “waves” de verano.

9. Reparar:

Finalizando la temporada, si no se tuvo el cuidado respectivo, posiblemente el cabello esté áspero, decolorado y sin brillo, por ello es importante una visita a la peluquería para reparar esas partes secas y estropeadas. Importante es volver a recortar las puntas del cabello y llevar un tratamiento de queratina para hidratar o un exfoliante para retirar todas las células muertas que el paso del sol ha dejado en el cuero cabelludo.

Hay que recordar que durante el verano es igual de importante cuidar y proteger la piel como el cabello.