Nicaragua continúa recibiendo la vacuna contra la Covid-19

Este lunes, la población adulta de Nicaragua y enfermos crónicos acudieron a los centros de salud y hospitales autorizados para aplicarse la vacuna contra la Covid-19.

En el hospital Bertha Calderón se observó una gran cantidad de población adulta que llegó a recibir su primera dosis de esta vacuna que es completamente gratis y voluntaria.

Asimismo, uno de los pacientes que recibió esta vacuna fue el político conservador, Noel Vidaurre; quien resaltó la ardua labor de los trabajadores de la salud.

Yo estoy muy contento de haberme podido vacunar. Es importante que todos los nicaragüenses nos vacunemos, así que yo creo que hay que hacer mucha campaña y ustedes los medios de comunicación que son muy importantes para ejercer influencia a nivel nacional para evitar que se siga esparciendo este virus», puntualizó.

«La atención ha sido excelente, muy profesionales todas las personas que nos han atendido, el muchacho que me puso la vacuna fue muy explícito en decirme cómo era el proceso; en qué consistía, cómo iba a inyectarme y cómo iba a sacar la vacuna del frasco, en fin, creo que es muy profesional y la atención ha sido muy buena», agregó.

«Creo que es muy importante la prioridad que le ha dado el Ministerio a vacunar a las personas de edad y a quienes tienen enfermedades de riesgo; porque son las personas más frágiles y son las personas que están más propensas a adquirir el virus y que sea fatal», mencionó.

Proceso voluntario para los nicaragüenses 

Además, dijo que el proceso se desarrolla de manera voluntaria: «Todos venimos voluntariamente y qué alegre que la población está viniendo de manera voluntaria a vacunarse para evitar el contagio masivo».

Por su parte, la doctora Meyling Brenes, subdirectora del Silais Managua; destacó que este es un proceso de vacunación voluntario al que puede asistir todo aquel que desee ponerse la vacuna india llamada Covishield.

Esta vacuna fue gestionada gracias a las gestiones del gobierno. Estamos priorizando a pacientes con enfermedades del corazón; pacientes que luchan contra el cáncer y que están en un proceso estable; sin olvidar a los pacientes mayores de 60 años de edad, que puedan tener una o más enfermedades crónicas”, finalizó.