Compañera Rosario Murillo honra la lucha por la Revolución Sandinista

Con la presencia del Comandante Daniel Ortega y la vicepresidenta Rosario Murillo da inicio a la celebración del 42 aniversario del Triunfo de la Revolución Popular Sandinista en la Plaza de la Revolución de Managua.

En su intervención, la Compañera Rosario Murillo comenzó el acto rindiendo homenaje al valiente General Sandino; destacó a través del Gran Poeta y Camarada Pablo Neruda, el poema «En Canción de Gesta».

«42/19 y otra vez triunfa el amor y otra vez triunfa el amor. Somos la fuerza de un pueblo que vence, somos caminos de paz y victorias con Daniel, con el frente, con el frente presidente luchamos contra la pobreza y es nuestro el porvenir; 42/19 y siempre, siempre más allá. Aquí estamos agradecidos a Dios por tanta vida, tanta esperanza y tanta fe», destacó.

AQUEL AMIGO

X
Después Sandino atravesó la selva

y despeñó su pólvora sagrada

contra  marinerías bandoleras

en Nueva York crecidas y pagadas ardió la tierra, resonó el follaje:

el yanqui no esperó lo que pasaba:

se vestía muy bien para la guerra

brillaban sus zapatos y sus armas,

pero por experiencia supo pronto, quiénes eran

Sandino y Nicaragua:

Todo era tumba de ladrones rubios:

el aire, el árbol,

el camino, el agua,

Surgían guerrilleros de Sandino

hasta del whisky que se destapaban

y enfermaban de muerte repentina

los gloriosos guerreros de Luisiana

acostumbrados a colgar los negros

mostrando valentía sobrehumana:

dos mil encapuchados ocupados en un negro

una soga y una rama.

Aquí eran diferentes los negocios:

Sandino acometía y esperaba,

Sandino era la noche que venía

y era la luz del mar que los mataba,

Sandino era una torre con banderas,

Sandino era un fusil con esperanzas.

Eran muy diferentes las lecciones,

en West Point era limpia la enseñanza:

nunca les enseñaron en la escuela

que podía morir el que mataba:

los norteamericanos no aprendieron

que amamos nuestra pobre tierra amada

y que defenderemos las banderas

que con dolor y amor fueron creadas.

Si no aprendieron esto en Filadelfia

lo supieron con sangre en Nicaragua:

allí esperaba el capitán del pueblo:

Augusto C. Sandino se llamaba.

Y en este canto quedará su nombre

estupendo como una llamarada

para que nos dé luz y nos dé fuego

en la continuación de sus batallas.

Pablo Neruda.

Canción de Gesta. 1960

Por su parte, la Compañera Rosario Murillo enfatizó la gesta heroica de la historia de Nicaragua, resaltando «La valentía de un pueblo que vence, de un pueblo que ama y que vence una y otra vez, desde el amor que es fundamento desde nuestros empeños, nuestros afanes, nuestras glorias y victorias. Estamos para celebrarnos c0mo pueblos de Dios, como pueblo con derecho». 

«Rendimos homenaje a nuestro gran pueblo nicaragüense, que recogen la bandera heredada por nuestros combatientes heroicos, de toda su militancia y rendimos homenaje a cada familia, que en esta Nicaragua, son y somos orgullo nacional.», expresó.

La lucha continúa por un pueblo con derecho a la paz

Asimismo, recordó que Nicaragua es la tierra por la cual se defiende a puro corazón, «No pudieron, ni podrán»; fue la frase que dio continuidad a la gran celebración del 42/19.

«Desde la nobleza y el honor de ser patriotas; nicaragüenses por Gracia de Dios, nos legaron el deber de alzar la voz ante la injusticia e identificarnos ante la valentía de una espiritualidad que es amor y capacidad para oponernos y destruir la amenaza imperialista«, puntualizó.

Comentó que las “agresiones del imperialismo norteamericano se ha ensañado, codiciosa y arbitrariamente en ocupar Nicaragua; en humillar a las familias nicaragüenses, en utilizar a los que se presentan a ser usados; a quienes venden a la patria; a quienes la traicionan en la infame pretensión de destruir nuestra cultura; saquear nuestros patrimonios naturales y arrebatarnos la concordia que defendemos y seguiremos defendiendo a puro corazón”.

 

Igualmente, puedes leer: Nicaragua celebra el 42 aniversario de la Revolución Popular Sandinista