Díaz-Canel agradece ayuda humanitaria internacional

El presidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel, agradeció este lunes a los países que enviaron a la isla alimentos, medicinas, insumos y equipos médicos para ayudar a combatir la pandemia de Covid-19.

«Continúa llegando a nuestro país la ayuda solidaria de pueblos hermanos. En las últimas horas arribó un cargamento desde Argentina con insumos médicos. Al mismo tiempo se distribuyen en las provincias alimentos enviados por varias naciones. ¡Gracias a todos!», escribió el mandatario cubano en su cuenta de la red social de Twitter.

Cuba atraviesa una aguda crisis económica, marcada por el desabastecimiento y la falta de liquidez financiera, a consecuencia de la prolongada pandemia de covid-19; y del recrudecimiento del bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por EEUU desde hace casi 60 años.

La víspera, un avión de la Fuerza Aérea argentina arribó a La Habana con un cargamento de insumos médicos; donados por la Comisión Cascos Blancos, de la cancillería de ese país suramericano, y el movimiento argentino de solidaridad con Cuba.

La carga incluyó 517.600 jeringuillas desechables, 31.000 agujas, 10.000 mascarillas N95, 10.000 mascarillas quirúrgicas; 1.000 pantallas protectoras, 10.000 guantes, 2.000 batas médicas desechables, y 10.000 envases viales, entre otros insumos médicos.

Más ayuda humanitaria

Cuba recibe nuevo cargamento de ayuda humanitaria procedente de Rusia
Otro envío, procedente de República Dominicana, llegó a Cuba el pasado 1 de septiembre con 12 toneladas de ayuda humanitaria que incluyó insumos médicos, entre ellos miles de mascarillas; medicamentos como acetaminofén, amoxicilina, citirizina, vitaminas; así como gel antibacterial y alcohol isopropílico, todo valorado en 551.458 dólares y que fue descargada el puerto de Santiago de Cuba (este).

Por su parte, China ha enviado hasta el momento tres lotes con ayuda humanitaria destinada a enfrentar la pandemia del covid-19; que incluyen 30 ventiladores pulmonares enviados a finales de julio pasado, y 150 concentradores de oxígeno donados el 20 de agosto último.

El 30 de agosto llegó un cargamento a La Habana procedente de China que incluyó miles de mascarillas, trajes, guantes y gafas de protección, test de antígenos y otros artículos que empleará el personal médico que trabaja en la contención de la pandemia.

También, el pasado 29 de agosto comenzó a aplicarse en la central provincia de Cienfuegos la vacuna anti-covid-19 china Sinopharm, donada a Cuba por el Instituto de Productos Biológicos de Pekín.

Además, llegó a La Habana el 27 de agosto una donación de 200 toneladas de ayuda humanitaria procedente de Italia; que incluye respiradores pulmonares, medicamentos y antibióticos hospitalarios, insumos sanitarios y pruebas rápidas de detección del coronavirus SARS Cov-2.

Días antes, el 17 de agosto, el Gobierno de Canadá, a través del Servicio de Financiación de Suministros del Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (Unicef), donó a Cuba 1.200.050 tabletas y 400.000 ámpulas del medicamento Dexametasona, para ser empleados en el enfrentamiento a la pandemia de covid-19.

En el último mes, Cuba ha recibido cerca de 150 toneladas de ayuda humanitaria procedente de Rusia, en cuatro vuelos cargados de alimentos, medicinas e insumos médicos.

También han enviado ayuda humanitaria a la mayor de las Antillas México, Bolivia, Nicaragua y Vietnam, entre otros países.