Nicaragua primer país en llevar a cabo la cirugía de escoliosis de forma gratuita

La plataforma digital JP+ realizó un reportaje destacando a Nicaragua como el primer país de Centroamérica en desarrollar de forma gratuita y exitosa cirugías de escoliosis.

También señala que la nación centroamericana es pionera en salud pública gratuita, que inició estos procedimientos quirúrgicos con la cooperación de la Embajada Palestina; en un intercambio científico-médico que proyecta a Nicaragua como un referente de la región, en estas operaciones de columna.

Se enciendan las alarmas

“Un día estaba normal, acostada en mi cama y llegó al punto que se me encorvaron los pies y me asusté. Se me encorvaron los pies en una forma muy extraña que yo los quería abrir, pero no podía, me puse mal”, así inició su relato Angelina Silva, de 15 años, quien dijo que a los 12 años de edad le detectaron escoliosis.

El doctor Luis Osorio, cirujano de columna, explicó que la escoliosis es una enfermedad que afecta a grupos mayoritariamente, niños de los 5 hasta los 21 años, y consiste en una desviación de la columna tanto lateral como rotacional.

Es una enfermedad que si no se trata a tiempo, es muy progresiva y puede llevar a discapacidades diferentes.

Valoró que el Gobierno de Nicaragua, a través del Ministerio de Salud (Minsa), y en coordinación con la embajada de Palestina, ha orientado a desarrollar el Programa de Escoliosis en los hospitales del país, específicamente en el Hospital Fernando Vélez Paiz.

Que consiste en captar pacientes, valorarlos, hacerles sus estudios pertinentes y programar las cirugías para solucionarles el problema médico de la deformidad”, comentó.

Osorio destacó que Nicaragua se ha convertido en referencia centroamericana, ya que se realizan este tipo de cirugías en el sistema público y de manera gratuita.

Por su parte, el doctor Alaa Azmi, cirujano palestino de Ortopedia, espera que este tipo de cooperación, especialmente de intercambios de expertos médicos entre los países en vías de desarrollo, pueda ayudar mucho para mejorar este tipo de servicios en la salud.

Historia de su vida

Iveth Brockman, madre de Angelina Silva, expresó en exclusiva al equipo periodístico de JP+ que su hija le comentó que tenía dolores en la espalda y le dijo; “mamá me duele la espalda, revísame. Y bueno y me sorprendí cuando le descubrí la espalda y vi que su columna tenía una forma de S”.

Refirió que a su hija después, de manera paulatina, le iniciaron dolores; se le entumían sus manos, los dedos de los pies, sus piernas.

“El doctor me explicaba que si dejábamos avanzar el tiempo, ella iba a tener rigidez, se iba ir de un lado, se le iba a complicar su respiración; todos sus órganos internos de tórax”, indicó que le diagnosticó el doctor.

Angelina mencionó que le daba pena ponerse camisetas ajustadas, siempre andaba una chaqueta, mochila, “no todos sabían porque yo siempre intentaba andar camisas flojas o algo flojo”.

Mencionó que cuando lampaceaba agarraba un poco de dolor, cuando lavaba trastes, cuando hacía movimientos; se encorvaba total, cuando estaba en el pupitre se encorvaba toda.

Doña Iveth recordó que cuando llegó el camillero a la sala donde ella y su hija estaban esperando, para que entrara a operación, fue una angustia; porque en ese momento solo está la confianza en Dios.

Un conmovedor resultado

Yo dije, Señor guárdala, protégela… Y verla que entraba a ese quirófano fue un proceso bastante difícil; lleno de incertidumbre a la vez. Fue un proceso de 8 horas en quirófano; donde como toda cirugía lleva un riesgo. Pero gracias a Dios, salió perfectamente bien, fueron 8 horas de éxito porque hoy la tengo conmigo, estamos en una sana recuperación y estamos bien”, agradeció.

Expresó que su hija es una bendición porque ha sido una de las primeras operaciones que se dan en Nicaragua, de escoliosis idiopáticas.

Y es la primera que se da a nivel, incluso, centroamericano sin pagar un solo costo, todo fue gratuito; quizás si ya hubiese buscado los medios privados no hubiera tenido la capacidad para pagar esta cirugía”, reconoció.

Iveth se siente muy agradecida con la atención que le brindaron en el hospital, de una manera muy amable, atenta, ética; porque desde las enfermeras estuvieron pendientes con las dosis de tratamiento de su hija Angelina.

“Igualmente, los doctores llegaban a la revisión cada mañana, durante los 4 días que estuvimos ingresadas, después del posquirúrgico”, valoró.

Aseguró que su hija va a tener un nivel de vida mejor, va a llegar a alcanzar sus metas ya con la cirugía, porque la curvatura de la columna fue eliminada.

Una cirugía de costo alto

El doctor Osorio dijo a JP+ que la cirugía de escoliosis es una cirugía de alto costo médico y económico; en promedio anda en otros países entre 40 y 50 mil dólares.

“El hecho de realizar esta cirugía en las niñas, significa que podrán tener una vida plena cuando sean adultas, como mujer podrán realizar deportes, podrán ejercer cualquier tipo de trabajo y no va a intervenir o interferir en su vida cotidiana, y lo más importante es que vamos a evitar secuelas de deformaciones y de daños neurológico que son un incapacitante en la mayoría de los casos, si no se logran operar a tiempo”, informó.

Indicó que el primordial objetivo de realizar este tipo de cirugía es capacitar al personal médico; y crear un grupo de cirujanos de columnas que puedan ellos mismos elaborar y realizar estas cirugías en tiempo y forma, con la colaboración de profesores internacionales como el doctor Alaa, del hermano Estado Palestina.

 

“Nosotros esperamos, próximamente, hacer nuevas jornadas para incluir niñas que tienen deformidades más severas, y poderlas corregir y que se integren de manera satisfactoria a su vida normal”, prometió.

El doctor Alaa adelantó que en los próximos dos años; este equipo de médicos también va a estar preparado para hacer cirugías, incluso, más complicadas.

Resaltó que Nicaragua va a ser un país de referencia de todo Centroamérica, para este tipo de cirugías.

“En las siguientes visitas vamos a los casos más complicados para preparar más al equipo de Nicaragua”, prometió.

Ahora, Angelina, con un rostro sonriente, dijo que sus aspiraciones profesionales son estudiar Administración de Empresas o también Química y Farmacia.

“Después de esta operación me siento más segura de que puedo lograr mis sueños”, finalizo.

También puedes leer: Primeras y segundas dosis de vacunación este 12 de octubre