Nicaragua Network y Alianza para la Justicia Global: Defendamos Nicaragua

CONFERENCIA DE PRENSA
DELEGACIÓN DE EE.UU. DEMANDA DEFENDER A NICARAGUA

Managua, 8 de octubre de 2021

La delegación de la Alianza por la Justicia Global para Nicaragua visitó Nicaragua con el fin de conocer los avances del Gobierno Sandinista durante los últimos 14 años, ante el tsunami de información falsa que diariamente genera el Departamento de Estado de Estados Unidos y sus aliados en los medios de comunicaciones nacionales e internacionales.

La delegación fue coordinada por Coleen Littlejohn, una economista de desarrollo jubilada, que ha vivido en Nicaragua durante la mayor parte de los últimos 41 años y ahora es la coordinadora de voluntarios locales de la Red Nica Alianza por la Justicia Global (AFGJ). Los miembros de la delegación incluían activistas políticos y organizadores que trabajan desde hace mucho tiempo por el cambio en los Estados Unidos. Los participantes incluyeron a Monica Moorehead del Partido de los Trabajadores del Mundo y editora gerente de WW; Yoav Elinevsky de Acción por la Paz de Massachusetts; Sara Flounders del Centro de Acción Internacional y la Campaña SanctionsKill y Stan Smith de la Red de Solidaridad con los países del ALBA de Chicago.

La delegación informó sus hallazgos durante una conferencia de prensa transmitida internacionalmente por la Coalición Nacional Unida contra la Guerra el 8 de octubre, después de una semana de visitas a ministerios gubernamentales, universidades, hospitales, escuelas; conversaciones con pequeños agricultores nicaragüenses y organizadores de cooperativas, además de miembros de la comunidad internacional, en Managua, León, Granada y Masaya. La delegación también se reunió con el oficial de asuntos políticos de la Embajada de los Estados Unidos para presentar un comunicado de protesta contra la injerencia de Estados Unidos en los asuntos internos del gobierno de Nicaragua.

La siguiente es una muestra de las conclusiones de los miembros de la delegación:

En la apertura de la conferencia de prensa, Coleen Littlejohn comentó que ha vivido en Nicaragua durante la mayor parte de los últimos 41 años, pero anteriormente había trabajado para una importante ONG de desarrollo internacional en Chile, una verdadera dictadura, de 1978 a 1980. Continuó diciendo que Nicaragua no es una dictadura. Es un país que ha logrado y continúa trabajando para el desarrollo de su gente, haciendo cosas con las que solo se puede soñar en los EE.UU. Atención médica y educación gratuitas, vigilancia comunitaria, un país que obtiene el 75% de su energía de fuentes renovables, 92% de autosuficiencia alimentaria y mujeres en al menos el 50% de los cargos públicos y electos, etc.

Pero también comentó que leer todos los días sobre la “dictadura” en Nicaragua en los medios estadounidenses e internacionales, mensajes coordinados con un cambio de pocas palabras, es posible crear confusión sobre lo que realmente está pasando aquí.

La Red Nicaragua, un proyecto de la Alianza por la Justicia Global, ha estado trabajando para llegar a personas y movimientos que quieren un cambio real en los Estados Unidos para contarles lo que realmente está sucediendo en este increíble país. Y también para que la gente de los Estados Unidos sepa cómo el gobierno de los Estados Unidos ha estado tratando de destruir lo que ella llama la «amenaza de un buen ejemplo».

Ahora la Red Nicaragua está organizando delegaciones de líderes del movimiento estadounidense para que vengan y vean por qué debemos defender a Nicaragua y la Revolución Sandinista. Y hoy escucharán a cuatro miembros de una delegación que actualmente están visitando el país. Es un momento importante para estar aquí.

Monica Moorehead

Fui miembro de una delegación pacifista que viajó a Nicaragua para honrar al Dr. Martin Luther King Jr. y su legado de compromiso con la igualdad, la paz y la justicia. Treinta y siete años después de todo lo que nuestra delegación ha presenciado de primera mano, esta revolución continúa prosperando como una democracia real, al utilizar sus limitados recursos para comprometerse con el bienestar de todo su pueblo. La acusación hecha por Estados Unidos de etiquetar las próximas elecciones del 7 de noviembre en Nicaragua como “antidemocráticas e injustas” es un ultraje y un absurdo total.

¿Cómo puede alguien que piense racionalmente aceptar la palabra de un gobierno que priva del derecho al voto a los negros, los migrantes, etc. después de las elecciones de 2020 en Estados Unidos? ¿Cómo puede alguien creer en la palabra de un gobierno que dice apoyar a los «presos políticos» en Nicaragua pero que ha tenido como rehenes en prisiones estadounidenses durante los últimos 30, 40 e incluso 50 años o más a personas como Mumia Abu-Jamal, Leonard Peltier, Jamil al-Amin, Ruchell Magee y muchos más? Estados Unidos no tiene derecho a intervenir en los asuntos internos de otro país, especialmente en sus elecciones.

Joav Elinevsky

Encontré que Nicaragua es un país con un clima hermoso y bendecido con tierras fértiles debido a la gran cantidad de volcanes aquí. Por eso Nicaragua es 80% independiente de sus alimentos. Encontré que Nicaragua es como una casa con sus puertas abiertas, con gente cálida y amigable. Personas trabajadoras, creativas y orgullosas. Durante mis caminatas diarias aquí, podía ir a cualquier lugar que quisiera en cualquier momento del día o de la noche y sentirme seguro y bienvenido. Por mucho, Nicaragua es el país más seguro de Centroamérica y América Latina.

Por supuesto que si quieres aprender sobre Nicaragua la mejor manera es venir aquí. Pero hay una manera más fácil para las personas inteligentes que leen el New York Times o The Guardian o de nuestro gobierno. Simplemente invierta lo que escucha, la verdad es lo opuesto a lo que escucha y lee.

Después de 16 años de gobiernos de derecha, los nicaragüenses eligieron abrumadoramente a los sandinistas. ¿Por qué?

La pobreza disminuyó del 48% al 29% en 2014. Cientos de miles de mujeres recibieron préstamos en el marco del programa Usura Cero y Hambre Cero. La educación en todos los niveles es gratuita. Todos los indicadores socioeconómicos muestran un gran éxito del compromiso con los pobres por una economía mixta y una democracia.

Stan Smith

Nicaragua tenía poco más de 50 hospitales cuando Daniel Ortega fue electo presidente en 2007. Ahora hay 77 hospitales; un tercio de todos los hospitales en Nicaragua se construyeron en los últimos 14 años.

Hoy toda la atención médica es gratuita. Hoy en día, las mujeres representan el 50% de los cargos electos en los gobiernos nacional, regional y local.
Hoy la educación, incluida la universitaria, es gratuita. Incluso las guarderías infantiles son gratuitas y están disponibles para todos.

Estos son derechos y beneficios que no tenemos en los Estados Unidos.

Nicaragua es el país más seguro de Centroamérica. Su tasa de homicidios es la mitad de la de 2006. Su tasa de homicidios es de ocho a diez veces menor que en El Salvador.

La pobreza extrema se ha reducido a la mitad.

La mortalidad infantil y la mortalidad materna se han reducido a más de la mitad desde 2006. El 50% de la población tenía acceso a la electricidad. Bajo el gobierno de Daniel Ortega ahora es del 99%.

En 1989, después de 10 años de Gobierno Sandinista, el analfabetismo se había reducido al 10%. Después de 16 años de neoliberalismo, gobiernos pro-Estados Unidos, había subido al 30%. Se había triplicado. Después de los 14 años del actual gobierno de Daniel Ortega ahora ha bajado al 4%.

Nuestra delegación siente que es urgente que todos aumentemos nuestros esfuerzos para trabajar contra la injerencia de Estados Unidos en las elecciones de noviembre en Nicaragua.Es urgente que nos concentremos en oponernos a una nueva operación de cambio de régimen de EE.UU.

Sara Flounders

Nos enfocamos en desarrollar la coordinación entre muchas organizaciones que se oponen a las sanciones de Estados Unidos en 39 países, un tercio de la población mundial. Este es un crimen de lesa humanidad.

Estados Unidos ha declarado a Nicaragua, un país en desarrollo de 6 millones de habitantes, como «una amenaza extraordinaria para la seguridad nacional de Estados Unidos». ¡Qué absurdo!
Pero el poder empresarial estadounidense se ve amenazado por el ejemplo de lo que Nicaragua está construyendo para la gente. Vinimos a verlo por nosotros mismos.

Escuchamos descripciones vívidas de los crímenes cometidos durante el fallido golpe de Estado en 2018, financiado por Estados Unidos a través de la saturación de las redes sociales, escuadrones de mercenarios terroristas, tranques y demandas para que el gobierno popular sandinista renunciara.

La Revolución Sandinista de 1979 fue un profundo trastorno, un cambio de conciencia, una determinación combativa por construir una nueva sociedad.

Durante la década de 1980 no hubo un momento de paz. Hubo guerras de la contra de Estados Unidos sin parar, mismas que eran combatidas por una población movilizada.

De 1990 a 2006, los gobiernos de derecha dieron marcha atrás y privatizaron todo: educación, salud, servicios sociales. La economía neoliberal más cruel no significó nada para la gente.

En 2007 los sandinistas ganaron las elecciones e iniciaron programas que han tenido un gran impacto en estos 14 años. Sus programas son educación gratuita para todos, incluida la universidad, programas gratuitos de salud pública con logros asombrosos, construcción de carreteras, ahora la mejor en Centroamérica. Están abordando los grandes problemas de agua potable, alcantarillado y preparación para desastres en un país de huracanes, inundaciones, terremotos y erupciones volcánicas.

Visitamos escuelas, hospitales y clínicas de salud. Hablamos con planificadores financieros y planificadores de ayuda en casos de desastre.

El uso de distanciamiento social, máscaras y lavado de manos, una intensa estrategia comunitaria de monitoreo de la salud y atención básica para todos, el uso de 1233 puestos de salud y visitas casa a casa han resultado en la tasa más baja documentada de Covid en este hemisferio. Mientras tanto, Estados Unidos tiene la tasa más alta de muerte e infección del mundo. Esa es la diferencia que hace un sistema de salud pública gratuito coordinado.

Necesitamos defender a Nicaragua y unir a todo el movimiento político progresista para comprender lo que está en juego.

¡Defendamos Nicaragua!

Igualmente, puedes ver: Nota de prensa del Ministerio de Relaciones Exteriores de Nicaragua