Sismo de 6.3 grados sacude territorio de Nicaragua

A eso de las 8:53 de la noche de este 8 de noviembre, se reportó un fuerte sismo en Nicaragua que tuvo una intensidad de 6.3 grados en la escala de Richter.

De acuerdo a información preliminar el movimiento telúrico se registró a 82 km al suroeste de Huehuete, se trata de un evento relacionado con los procesos tectónicos del choque entre las placas tectónicas Coco y Caribe.

En comunicación telefónica a través de los medios del Poder Ciudadano, la Vicepresidenta Compañera Rosario Murillo, informó sobre el fuerte sismo.

«Buenas noches queridas familias. Aquí estamos. Comprendo que se deben haber asustado mucho las familias sobre todo al lado de Carazo, Rivas, porque todavía se está precisando, pero fue un temblor fuerte. Sabemos que puede estar arriba de 6, exactamente 6.3 preliminar, con 21 kilómetros de profundidad, al sureste de Huehuete 82 kilómetros«, precisó.

«Entendemos que se sintió en todo el Pacífico por lo menos, y fue tan fuerte que yo creo que también se sintió en alguna zona del centro, incluso del norte. Muchas veces se siente hasta en el norte», agregó.

Informó que al momento no se han registrado réplicas. «Aparentemente por la relativa lejanía de la costa 83 kilómetros, pareciera que no hay afectaciones. Esperamos que así sea, sobre todo afectaciones que pongan en riesgo a las personas, a las familias, los hogares, las viviendas«, dijo.

SINAPRED ALERTA

La Vicepresidenta compañera Rosario indicó que «estamos pendientes de recibir reportes de todo el país en el Sinapred. En el Sinapred también se está esperando a los enlaces institucionales, en cualquier momento si hay nueva información nosotros inmediatamente lo reportamos».

Dijo que «como cada vez que hay un sismo, recordamos a las familias todas las medidas que hay que tomar. Recomendamos a las familias mantenerse pendientes de los medios y sobre todo despejar las salidas de las casas, de los hogares, de los lugares donde nos encontremos. Despejar las salidas y bueno permanecer alertas, pendientes, cuidar a nuestros abuelitos, a nuestros viejitos, cuidar a nuestros niños, cuidar a las personas con discapacidad. Aquí estamos en comunicación permanente. Esperemos que no haya réplicas aunque es casi seguro que va a haber, porque cada vez que hay un sismo grande hay réplicas, es natural casi, esperemos si que sean sin trascendencia en términos de afectaciones a la vida o de afectaciones también a los bienes de la familia».

Finalmente la Compañera Rosario Murillo envió un abrazo a las familias y reiteró que se tomen las medidas básicas preliminares: Despejar las salidas y alejar también las camas o los lugares donde descansamos, las sillas, las camas, alejarlas de las paredes. Es lo que se puede recomendar inicialmente, además de lo que ya hemos aprendido que tiene que ver con el cuido de las conexiones eléctricas, revisar que estén en funcionamiento óptimo o desconectar cuando sentimos que no están tan bien como deberían estar».