El polémico gesto contra el racismo de Eminem en el Super Bowl

El polémico gesto contra el racismo de Eminem en el Super Bowl

Las megaestrellas Dr. Dre, Snoop Dogg y Mary J. Blige llevaron este domingo los ritmos del hip hop por primera vez al espectáculo de medio tiempo del Super Bowl; donde Eminem invocó una protesta por la justicia racial hincando una rodilla sobre el escenario.

El rapero de Detroit Eminem interpretó su éxito «Lose Yourself», ganador de un premio Grammy y un Oscar, que cerró hincando una rodilla en el escenario; un gesto que evocó la protesta contra el racismo del ex jugador de la NFL Colin Kaepernick.

El gesto de Kaepernick, quien decidió arrodillarse durante el himno estadounidense previo a los partidos en 2016, fue duramente criticado por Donald Trump y sectores de la sociedad y le costó su carrera en la NFL.

El polémico gesto contra el racismo de Eminem en el Super Bowl

La actuación de Eminem fue tendencia mundial e incluso algunos medios estadounidenses publicaron que la Liga Nacional de Fútbol Americano (NFL por sus siglas en inglés), había pedido al rapero que no se arrodillara durante la presentación, no obstante, esto fue desmentido.

«Los jugadores se han estado arrodillando desde el 2016 sin sufrir algún tipo de sanciones, por lo que el talento musical tampoco habría estado en la mira», dijeron desde la organización, en declaraciones recogidas por el diario El Comercio.

El esperado ‘show‘, que incluyó la aparición sorpresa de 50 Cent, dio brillo al primer Super Bowl celebrado en Los Ángeles (California) en casi 30 años, que concluyó con el triunfo de los locales Rams ante los Cincinnati Bengals por 23-20.

Sobre el césped del flamante SoFi Stadium, inaugurado en 2020 con un presupuesto de más de 5.000 millones de dólares; aparecieron cinco viviendas blancas colocadas sobre un mapa de Los Ángeles iluminado y con los coches deportivos estacionados a la puerta, en un mensaje claro de que se trata fundamentalmente de una música urbana con culto por el dinero.

El esperado show

Dre y Snoop abrieron el espectáculo con su éxito «The next episode»; antes de rendir homenaje al fallecido Tupac Shakur con «California Love».

Los raperos se fueron sucediendo acompañados por sus respectivos cuerpos de bailarines ante los 70.000 espectadores que llenaron el estadio; en lo que parece una nueva normalidad tras dos años de pandemia del Covid-19; pese a que tuvieron que presentar certificado de vacunación o test negativo y mascarilla.

Los cinco artistas reunidos han ganado 44 premios Grammy -solo Eminem tiene 15- y han creado 22 álbumes convertidos en el número 1 del Billboard.

Objeto esta semana de una denuncia por un supuesto abuso sexual ocurrido en 2013; solo Snoop Dogg no tiene ningún Grammy pese a haber sido nominado en 17 ocasiones.

El Super Bowl regresó a Los Ángeles por primera vez desde 1993, en el tercer año de colaboración entre la NFL, Pepsi y Roc Nation; la compañía del magnate del hip hop Jay-Z, el marido de Beyoncé; que junto con el productor Jesse Collins produjeron este espectáculo.