Opinión
febrero 14, 2019

Noticias más recientes

AMOR Y AMISTAD.

Moisés Absalón Pastora.

En el día del amor y la amistad, no faltó la pronunciación de Moisés Absalón pastora, en su programa Detalles del momento. Después de mandar felicidades a todos los televidentes, prosiguió a compartir el pensamiento editorial con especial dedicación al día en que celebramos el amor.

“No sé exactamente como se originó el día del amor y la amistad o el día de los enamorados, pero hoy 14 de febrero, los más felices son los grandes comerciantes, floristerías, moteles y restaurantes, porque a fin de revalidar nuestros sentimientos, siempre recurrimos a una de estas alternativas para estampar el sello de que somos parte de ese club.

Tener amistad, estar enamorado, sentir amor por algo, no son sentimientos exclusivos y privativos de las personas y sus relaciones, nos lleva a querer incluso hasta objetos inanimados, porque hasta esas cosas adquieren un valor determinado en la vida de los seres humanos si nos representa algo, del que surge el recuerdo de la amistad con solo verlo.

Yo valoro la amistad y por ello creo que la misma es un templo a la que solo concurren fieles que no miden ese sentimiento ni en minutos, ni en años, sino que lo miden en lealtad. Nos obliga a una búsqueda permanente y selectiva entre tantas gentes como amigos, pues estos siempre se cuentan con una mano.

Cuando de amistad hablamos, se debe dar pero también recibir, un detalle como el regalar una rosa, a lo mejor robada de un jardín vecino. Eso tiene un profundo significado cuando realmente somos sinceros.

La amistad se escoge, pero la verdad es que la encontramos como cualquier cosa en cualquier parte. De pronto nos damos cuenta, no es que la escogimos, es que simplemente nación y tomó cuerpo, porque la amistad es como el horizonte del mar, se ve el principio pero nunca el final.

Ahora que todos somos parte de este 14 de febrero, debemos tener presente que aquel que dejó de ser amigo, nunca lo fue. La amistad es un vicio del cual no podemos prescindir, por eso tengamos presente no confundir la amistad con otras cosas. La amistad es franca, es pura, abierta, desinteresada y no conoce el “No” como acción del verbo.

Cuando existe esa solidaridad amorosa podemos sentirnos dichosos, reflexionemos sobre cosas que han estado pasando en los últimos meses. No permitamos que la política nos haga enemigos, no permitamos ni que esté en nuestra mesa, ni que entre a nuestra casa, y si lo permitimos, hagamos un acuerdo de tolerancia y respeto para abordarla. Nada justifica perder amigos por visiones que son distintas. Debemos dejar a un lado los temas que nos separan y cultivar juntos los que nos acercan porque Nicaragua aquí se queda y nosotros en ella.”

Antes de culminar su intervención con la frase de todos los días “Que Dios bendiga a Nicaragua”, Pastora quiso dedicar su pensamiento de reconciliación y solidaridad, a su esposa y a su gran amigo: Jesús.