Opinión
abril 24, 2019

Noticias más recientes

No te va a gustar lo que te voy a decir

Consigno antes de entrar en materia y con mucho pesar y tristeza la partida hacia el destino final que a todos aguarda del Doctor José Rizo Castellón, un liberal amigo, un caballero de la política, a quien traté como correligionario en el liberalismo desde el PLC cuando ambos pertenecimos a él, como amigo que compartíamos ideales comunes y con quien uno podía abordar las discrepancias y los disensos con una altura especial, pues fue un Don que mantuvo hasta el último momento. José Rizo Castellón fue Vicepresidente de la república y candidato a la Presidencia en el 2006, campaña en la que la apoyé abiertamente.

José Rizo limitó su vida pública en los últimos años a las trincheras de Facebook donde compartía importantes notas del anecdotario político a lo largo de nuestra historia y lo último que le comenté hace dos semanas fue sobre una máxima referida a que los políticos jubilados terminan sin amigos, José indudablemente es la excepción a la regla. Adiós gran varón.

Decimos los nicaragüenses que nuestro deporte rey o el preferido de todos es el béisbol. En Managua no es a lo mejor lo más apasionante que sí resulta ser en los otros departamentos o municipios porque tenemos en la capital cualquier cantidad de opciones que nos entretienen y en consecuencia no llena nuestro moderno estadio nacional, pero sí hay otro “deporte” que nos apasiona y crea barras bravas y peligrosas a las que hay que controlar para que no se desborden porque este es un juego muy cerebral que si no se practica como es, en frio, fácilmente te confunde y te enreda haciéndote creer cosas que ni son, ni suceden, ni jamás han estado en el mapa de cualquier percepción.

Este deporte que sí se juega mucho en Managua, porque es la capital, la sede del poder y el ámbito natural de la opinión es la política que no falta en la casa, en la oficina, en el bar, en el restaurante o donde sea, aunque no podemos dejar de reconocer que es un deporte que obstina y cansa cuando nos falta la tolerancia.
La política es una constructora natural de escenarios que desde una concepción ideológica reta a la toma de decisiones de un sector para alcanzar propósitos y en síntesis es una herramienta que persigue resolver o aplacar el choque entre intereses que contrapuntean dentro de la sociedad.

Hay gente que te dice yo no soy político, no me gusta la política, la política no me da de comer, pero lo cierto es que desde que nacemos somos parte de ella porque desde la edad más tierna la usamos para conseguir fines como por ejemplo un hijo infante tratando de convencer a un padre para que le compre algo y recurre a una sonrisa, un abrazo, un giño de ceja, un ojito o hasta un berrinche para que le den lo que quiere.

Lo hace también el pretendiente que aspira a un noviazgo con una muchacha y así es sobradamente amable con ella actuando como un protector, platicando, caminando, invitándola a un helado, al cine, a cenar y hasta que por fin por mecanismos políticos logra el primer beso y así en el proceso hasta lograr el matrimonio y después el hogar donde se juega en pareja y con los hijos política de verdad.

Podría poner muchos ejemplos más de lo que es hacer política, pero también tengo que decir que en política hay fantasmas, que gente interesada en hacer politiquería, -que es otra cosa-, crea para generar miedos, para construir desde su propio interés mentiras que llevan al asesinato, al pillaje y al crimen integralmente hablando donde por supuesto los que pagan son los mandados a morir como carne de cañón por los que desde un escritorio, desde largas distancias o ahora desde las redes sociales, no arriesgan absolutamente nada.

Mientras el político quiere servir a la ciudadanía que representa generando respuestas a quienes las demandan, el politiquero con criterios ruines y mezquinos lo que pretende es su beneficio exclusivamente personal. En ese triste papelón de politiqueros han caído personas como Jaime Arellano uno de los varios que se fueron huyendo por razones que solo ellos conocen y que ahora disparan desde Miami soñando con que un día Nicaragua será invadida por los norteamericanos y que él retornará montado en un bombardero para retomar el incoherente papelón de estar en contra de todo.

Jaime Arellano en esa politiquería de creer sus propias mentiras y desde la comodidad de la radiante capital del sol hizo uno de sus últimos programas en Facebook Live con Jhon Feeley, ex embajador de Estados Unidos en Panamá hasta el 9 de marzo pasado, pues decidió jubilarse del servicio diplomático de su país por razones que adujo eran personales.

“El Pingüino” que de siempre fue además de politiquero un profesional de la especulación se mostró “enchichado” ese día con el ex embajador porque reclamaba que, qué esperaba Estados Unidos para actuar contra Nicaragua, entiéndase para invadirnos, cuando aquí ya habían más de mil desaparecidos, que hasta donde yo sé es solo Bismark Martínez el que no está entre los vivos y que además aquí habían más de 500 muertos cuando en realidad son 198 y la mayoría de ellos sandinistas que fueron los primeros en morir.

Jaime Arellano, desde la fina brutalidad que le caracteriza, pretendía empujar al ex embajador norteamericano a decir lo que él quería y en respuesta lo que recibió fue un balde de agua hirviendo que lo despinguinó.
La política real no es la que se genera con acentos irresponsables y caprichosos desde los medios, menos cuando estos han descendido a los albañales de la mentira y de la misma manera que Jaime Arellano lo hace hay otros terroristas del micrófono que patinan viendo a los marines descendiendo de lo portaviones que ni llegaron ni van a llegar porque la política cierta y efectiva está más allá de las tapas.

Este ex embajador le dijo al Pingüino que quería ver el desembarco de los yanquis que ya antes nos invadieron gracias a los peleles conservadores que él estaba en ese programa “voces en libertad” para hablar con sinceridad y honestidad y que su respuesta seguramente no le iba a gustar y lo que respondió fue que “los nicaragüenses tienen que querer su propia democracia más que los americanos. Los Estados Unidos no pueden hacer o entregarles a los nicaragüenses su democracia ni a punto de pistolas, ni con la fuerza, ni con sanciones. Esas son herramientas que podemos implementar para mostrar nuestra solidaridad, pero al fin y al cabo la pregunta del cuanto y del cuando les toca a ustedes y no a los gringos”.

La respuesta del ex diplomático norteamericano desencajó el rostro de Jaime Arellano y de otros dos que también huyeron junto a él y más doloroso fue cuando escucharon del propio ex embajador imperial en Panamá Jhon Feeley que ni Daniel Ortega, ni Rosario Murillo, ni lo que ambos puedan representar son para Estados Unidos la amenaza que ellos dicen que son.

En política decía José Martí lo real es lo que no se y aquí se especula mucho y algunos que son tontos útiles y descerebrados que no ven más allá de sus narices, porque confunden la politiquería con la política, creen que los de la Alianza Cínica son el máximo nivel de diálogo cuando aquí hay varios pisos y a esos que se les ocurrió que por caprichos el INCAE se cae, si no se satisfacen sus exigencias, sin dar ellos nada a cambio, están en el sótano de la negociación porque con ellos se tocan asuntos que ya el gobierno está despejando poco a poco con la voluntad de avanzar hacia la consolidación de la paz, pero hay otros, que son realmente importantes, donde no tendrán ningún pito que tocar, porque esos son niveles demasiado altos para sus pobres, pírricas y limitadas capacidades.
Estos que, en representación de la alianza cínica, que en realidad son 75 expresiones que cada una de ellas hala por su lado, te venden que a la delegación gubernamental le golpean la mesa y salen con voces marimachas a decirte que la línea roja aquí o allá, cuando en verdad lo que hacen es mentir a los que dicen son sus representados y los testigos, tanto el Nuncio como el de la O.E.A lo saben, y tanto que se decepcionan por la poca inteligencia y la sobrada brutalidad de quienes mejor deberían sustituirse.

Pienso con plena seguridad que debemos ser más responsables en lo que a nombre del alto interés de la democracia hacemos los que de verdad decimos amar a nuestro país. Los que en la mesa del INCAE están en la otra acera del gobierno golpearon tanto a la nación que su rostro de mujer quedó mallugado y ensangrentado y hay quienes estamos tratándolo para que se desinflame y lo menos que pueden hacer esos matricidas es ubicar lo que son en el tiempo y el espacio porque la verdad, ya comenzaron a cansar.
QUE DIOS BENDIGA A NICARAGUA.

Jóvenes innovadores en Hackathon 2024

Jóvenes innovadores en Hackathon 2024

La octava edición del Hackathon Nicaragua 2024, es una plataforma nacional que impulsa la creatividad, innovación y desarrollo tecnológico entre los jóvenes. EL Tecnológico Nacional inicia esta...

INETER pronostica más lluvias para esta semana.

INETER pronostica más lluvias para esta semana.

Las lluvias continuarán durante la presente semana en Nicaragua, debido a un sistema que se viene monitoreando desde la semana pasada, y que se encuentra en el Golfo de México, donde se desarrollará...

Lluvias incrementarán en los próximos días

Lluvias incrementarán en los próximos días

El Instituto Nicaragüense de Estudios Territoriales (INETER), informa que las condiciones actuales de la atmósfera y los océanos favorecerá la ocurrencia de lluvias para los próximos días en nuestro...