Gobierno sigue avanzando en el encuentro, la reconciliación, paz y unidad que son las verdaderas demandas de los nicaragüenses

La vicepresidenta compañera Rosario Murillo ratificó que el Gobierno de Nicaragua mantiene su absoluta disposición para avanzar en el propósito de unidad de por el bien común, en acuerdos y consensos que respondan a las demandas de las familias que quieren vivir en paz y reconciliación.

“Decimos todos los días: Gloria a Dios, Gloria a Jesucristo. En nombre de Dios y en nombre del poderoso nombre de Jesús vamos adelante, llenos de fe, llenos de esperanza, llenos de confianza, recorriendo estos caminos complejos con la absoluta disposición de nuestro Gobierno, de nuestro Estado de avanzar en todos los propósitos de unidad por el bien común, de avanzar en paz y bien, de avanzar en acuerdos y consensos que respondan al clamor, a la demanda de las familias nicaragüenses queremos reconciliación, queremos unidad y queremos vivir en una cultura de encuentro, de reconciliación, de paz, de unidad y nuestro Gobierno cumpliendo, esperando que las negociaciones tengan el mejor resultado”, dijo la compañera Rosario Murillo.

“Hemos estado asistiendo cada día, esperando con paciencia, mucha paciencia. Así es como debe ser. Dios nos da serenidad, nos da prudencia, nos da sabiduría para interpretar y para movernos en sintonía con lo que el pueblo nicaragüense clama, reclama y demanda. Queremos Paz, queremos reconciliación. Aquí hemos venido consolidando, fortaleciendo en el nombre de Jesús la paz, la reconciliación desde las familias, porque somos un pueblo bendecido con valores de familia y de comunidad. Y vamos a seguir, vamos adelante, estamos seguros porque el amor es más fuerte que el odio, porque el bien se impone, porque no hay maldad que prevalezca, porque Dios es de justicia, es de amor, es de encuentro; y ese Dios de amor en quien tenemos confianza, en quien sabemos que está depositada nuestra esperanza, ese Dios que quiere amor, que quiere encuentro, que quiere justicia y que tiene planes prodigiosos para Nicaragua, es un Dios de milagros, aseguró la vicepresidenta.

“Aquí se han producido por su gracia y para su gloria, milagro tras milagro y seguirán llegando los milagros. Por eso decimos gloria a Dios y que, en nuestra Nicaragua bendita, siempre libre, siempre digna, de fortaleza espiritual invicta, siga brillando hermosa la paz, y sigamos fortaleciendo todos juntos el cariño, el bien común y el sentido, que todos tenemos en alto, de familia y comunidad. Vamos adelante en el compromiso de seguir construyendo el porvenir, en el compromiso de seguir consolidando la paz, la estabilidad y el trabajo para la prosperidad que reclaman todas las familias nicaragüenses”, expresó la vicepresidenta compañera Rosario Murillo.

En este día de buenas noticias, la vicepresidenta también dio lectura al Salmo 91 Morando bajo la sombra del Omnipotente.

“Así estamos en nuestra Nicaragua, habitando al abrigo del Altísimo y morando bajo la sombra del Omnipotente. Viendo en Jehová nuestra esperanza, nuestro castillo, nuestra roca, poniendo en él nuestra confianza, porque nos librará del lazo del cazador y de la peste destructora… Así nos sentimos esperanzados, llenos de fe, llenos de confianza, sabiendo que estamos al abrigo del Altísimo, ahí habitamos y nos librará de todos los lazos del cazador”, valoró.