Japón y las 3R

Durante los años 60 y 70, Tokio se enfrentó a una grave crisis de acumulación de basura declarándole la guerra con diversas medidas de reducción, reciclaje y reúso. La población nipona asumió el compromiso requerido para llevar con éxito la labor de disminución de los residuos.

Wasteland es la isla de basura que Tokio tuvo que construir, debido a la gran cantidad de residuos que generaba la ciudad debido a su superpoblación. Con 13 millones de habitantes la ciudad genera gran cantidad de basura, la que es manejada adecuadamente para lograr controlar el impacto ambiental.

 

Desde 1997, el Ministerio de Medio Ambiente de Japón implementó la Ley de la promoción de la recolección y reciclaje de envases y embalajes como parte de los esfuerzos para reducir la cantidad de residuos de envases de vidrios, botellas de PET y cartones.

 

Además, existen otras leyes de manejo de residuos como: Ley de reciclaje aparato, La ley de materiales de construcción, Ley de reciclaje de alimentación, Ley de reciclaje de fin de vida del vehículo y Ley para la promoción de la utilización eficaz de recursos; leyes con las cuales se ha mejorado el manejo de residuos en todo el país y, en el caso de Tokio, ha sido considerada una ciudad libre de residuos.

Además de manejar basura de plástico, vidrio y cartón en Japón desarrollan técnicas para el reuso de residuos que afectan el ambiente. Tal es el caso del Eco Club “Aino no Machi” en la prefectura de Shiga al noreste de Kioto, en donde se realiza la recolección de aceite de cocina para elaborar velas y detergente en polvo.

En esta localidad, la gran preocupación fue por el daño que se le realizaba al lago Biwa, el más extenso (670 km²) y antiguo del país. Esta fuente de agua estaba siendo contaminada por el uso de detergente comercial, el que llegaba al lago y mataba a la flora y fauna local.

Por ende, los miembros del Eco Club “Aino no Machi” se dio a la tarea de capacitarse en crear detergente libre de contaminantes y reusar el aceite de cocina para realizar velas aromáticas y de iluminación.

 

Durante el programa Juntos Japón 2019, 28 representantes de los países de SICA tuvimos la oportunidad de visitar distintos centros de manejo de residuos de diversa índole. En todos los locales hay maquinaria de última tecnología y equipos de trabajo capacitados y especializados para el desarrollo del cumplimiento de las 3 R.