¿Por qué se produce la falta de deseo sexual?

La falta de deseo sexual es un bajo nivel de interés, en la que el afectado no responde al deseo de actividad sexual de la pareja.

Aunque ambos sexos pueden sufrir este problema, las mujeres lo padecen en mayor medida, llegando a producir sentimientos de culpa.

Son muchos los factores por los que el deseo sexual en las parejas puede verse afectado como:

  • El exceso de trabajo
  • La crianza de los hijos
  • El estrés

La curiosidad de alimentar el erotismo es clave para un vínculo verdadero.

La sexualidad es una parte muy importante de la vida. La Organización Mundial de la Salud (OMS) define la salud sexual como el «estado de bienestar físico, emocional, mental y social relacionado con la sexualidad”.

La falta de deseo sexual suele estar relacionado con aspectos fisiológicos, psicológicos, influencias socioculturales y relaciones interpersonales.

La falta de deseo suele tener una repercusión importante en la relación de pareja, sobre todo si es el hombre el que padece esta carencia. La mujer puede sentirse rechazada y poco atractiva, provocándole una gran inseguridad con respecto a la relación.

Es muy importante hablar con la pareja de esa disminución del deseo, dejando claro que no tiene nada que ver con que se le encuentre menos atractiva y se haya perdido interés por la relación.