Intervención del Embajador Luis Alvarado en la sesión virtual extraordinaria del Consejo Permanente de la OEA

INTERVENCIÓN DEL EMBAJADOR LUIS ALVARADO EN LA SESIÓN VIRTUAL EXTRAORDINARIA; DEL CONSEJO PERMANENTE DE LA ORGANIZACIÓN DE LOS ESTADOS AMERICANOS EL 10 DE JUNIO DE 2020

Muchas Gracias Señor Presidente.

La Delegación de Nicaragua, saluda a los distinguidos Representantes Permanentes; Alternos y Observadores ante la Organización de los Estados Americanos y tomamos debida nota de sus presentaciones.

En el contexto de la actual pandemia mundial las respuestas nacionales a la crisis generada por el COVID-19; no pueden estar desvinculadas de la cooperación entre los Estados; se trata de la promoción de una cooperación solidaria y armónica respetuosa de la soberanía de los Estados; en la que no se establezcan condicionalidades de ninguna naturaleza; ni se trate de suplantar las políticas públicas diseñadas por cada Estado conforme a su realidad nacional.

Se trata de una cooperación dirigida a la promoción de alianzas en sectores estratégicos a fin de preservar la vida, la salud; la seguridad y la integridad de la persona humana, bajo un enfoque holístico que permita hacerle frente a la crisis originada por el Covid-19; y sus consecuencias sobre todas las naciones del planeta.

En su intervención del 4 de junio del año en curso la Vicepresidenta de la República; Compañera Rosario Murillo agradeció a los pueblos y gobiernos de Italia y de Taiwán; sus contribuciones a la salud de las familias nicaragüenses por medio de importantes donaciones de equipos médicos y mascarillas para el combate de la COVID-19. Asimismo informó que se han realizado más de 5 millones 200 mil visitas; en los cuatro ciclos que llevan las autoridades del Ministerio de Salud con la familia; en las comarcas, las comunidades y ahora actualizando el Mapa Nacional de la Salud y los padecimientos.

Nicaragua a pesar de sus escasos recursos le hace frente a esta Pandemia del COVID-19 contando en la actualidad con una mayor infraestructura modernizada; con 19 nuevos hospitales, 36,649 trabajadores de la salud capacitados y 6,045 médicos brindando atención a la población, distribuidos de forma equitativa en todo el territorio nacional.

De igual manera esta estructura de salud en coordinación con otras instancias nacionales está preparada para enfrentar desastres naturales producto del cambio climático tales como huracanes; sequías, inundaciones y/o fenómenos geológicos, como terremotos o erupciones volcánicas; principalmente por razones de su propio modelo de respuesta en salud, que es de carácter eminentemente preventivo y basado en la participación activa de la familia y la comunidad.

Desde el 9 de febrero del año en curso, el Ministerio de Salud; dio a conocer a la población un “Protocolo de Preparación y Respuesta ante el Riesgo del Coronavirus (COVID-19) en Nicaragua”, para asegurar la vigilancia, detección temprana de casos sospechosos y confirmados. Se establecieron medidas preventivas para reducir la transmisión del virus y se implementó desde entonces un robusto plan comunicacional permanente, dirigido a la población, a la par de acciones de educación y control fronterizo; basados siempre en los Protocolos de la Organización Mundial de la Salud y la Organización Panamericana de la Salud.

En el marco de la cooperación regional, ante la aparición del COVID-19, las respuestas dadas por el Gobierno de Nicaragua; se han realizado en coordinación con las instancias regionales del SICA y hemos contado con la cooperación de naciones hermanas de Taiwán, Cuba y Corea del Sur entre otros.

Nicaragua  al igual que muchas otras naciones de esta región y del mundo rechazan y consideran inadmisible que en esta época de pandemia del COVID-19; continúen las prácticas de países poderosos de seguir aplicando medidas económicas coercitivas unilaterales y extraterritoriales, ilegales contrarias al Derecho Internacional; en contra de diversos países del mundo medidas que imposibilitan poder atender con efectividad la pandemia del corona virus; fortalecer los sistemas de salud, y trabajar en la erradicación de la pobreza, la inseguridad y la exclusión social.

El pueblo nicaragüense demanda el cese de las agresiones en contra de nuestro país;  llamadas de manera incorrecta sanciones, condenamos la existencia de los bloqueos económicos y financieros, las campañas de desestabilización y desinformación en contra de las naciones soberanas de Cuba, Venezuela y Nicaragua.

Solamente el respeto a los principios y normas del Derecho Internacional, y los propósitos y principios de la Carta de las Naciones Unidas; podrán asegurar el mantenimiento de la paz y la seguridad internacionales, seriamente amenazada por el mantenimiento de la guerras de agresión en contra de naciones soberanas; solamente la supresión de las hostilidades y la solución pacífica de las controversias contribuirá al cese de una vez por todas de estos actos de agresión y de quebrantamiento de la paz.

A como lo expresara en su intervención el 3 de junio recién pasado el Doctor Paul Oquist, Ministro Secretario para Políticas Nacionales de la Presidencia de la República de Nicaragua;  durante la videoconferencia de Ministras y Ministros de Relaciones Exteriores de América Latina, El Caribe y Alemania; unos 30 países con más de dos millones de habitantes sufren de medidas unilaterales, coercitivas e ilegales. Ante la pandemia de Covid-19, todos los países en desarrollo necesitan urgentemente equipos y suministros médicos, manifestó.

Expresaba en su intervención que si el logro de la sociedad de cero emisiones se financiara eliminando la modernización de las armas nucleares; el desarme nuclear progresivo y una firme reafirmación de la prohibición de las armas en el espacio, la humanidad podría al mismo tiempo eliminar la otra gran amenaza para nuestra existencia.

Señor Presidente existe una necesidad imperiosa de establecer un nuevo orden económico internacional; que requiere de profundos cambios estructurales en el actual modelo económico y social, que permitan la creación de nuevos patrones de producción y consumo, con el objetivo de combatir la pobreza y alcanzar mayor equidad social; acordes a estilos y condiciones de vida sostenibles  que ayuden a preservar la naturaleza y los ecosistemas, con un nuevo enfoque en la necesidad de una mayor protección social de la salud.

Ya es hora de dar vuelta a la página de la historia de las relaciones internacionales y que se depongan actitudes y visión hegemónica sobre otros pueblos; y se abstengan de recurrir a la amenaza o al uso de la fuerza en contra de la integridad territorial, la soberanía o la independencia política de cualquier Estado; y contribuyan al fomento de las relaciones de amistad y fraternidad entre los pueblos y naciones del mundo especialmente en tiempos de pandemia; con el objetivo de fortalecer la paz, la seguridad internacionales y el desarrollo del comercio mundial que permita superar la actual crisis mundial.

La lucha contra la actual pandemia del COVID-19 exige el fortalecimiento de la cooperación y la solidaridad internacional. Nicaragua continuará fortaleciendo sus políticas basadas en la defensa de la salud y la vida de las familias y comunidades; seguiremos trabajando en las  acciones preventivas de enfermedades, epidémicas y no epidémicas, y en resguardo de la economía familiar, comunitaria, local y nacional; que contribuye a la obtención de nuevos logros en la lucha; contra la pobreza lo que viene a favorecer el desarrollo socio productivo de la nación; aún en tiempos adversos de crisis económica, gran recesión mundial y los efectos adversos del cambio climático, aún en tiempos de COVID-19.

Muchas Gracias Señor Presidente