Opinión | Portada
julio 13, 2020

Noticias más recientes

Detalles del Momento: Los sobredimensionados

Las cosas, los hechos y las propias verdades pueden ser grandes, inmensamente grandes, pero cuando la grandeza se exagera, se infla y se desproporciona pierde totalmente su esencia y se transforma en algo grotesco y aborrecible para la credibilidad, para la estética y para la convivencia pues llega la situación a tal nivel que la sobredimensión termina dando asco.

Cada situación, cada realidad, cada verdad tiene su propio peso específico y cuando siendo grande, más allá del tamaño que realmente debe tener ante los ojos de los demás, lo queremos convertir en algo gigantesco, de manera que quien lo hace busque obnubilar o sea ofuscar, confundir, turbar, desconcertar, deslumbrar, embelesar, embobar; nublar, oscurecer, ensombrecer, velar, como usted quiera llamarle, el efecto al final termina siendo todo lo contrario.

Cuando sobredimensionamos las cosas, más allá del tamaño que realmente deben tener la intuición me obliga a sospechar que hay algo malo detrás del mensaje y nos lleva a creer que hay elementos que se nos quieren ocultar o que nos quieren llevar a ver situaciones que no son, que están siendo manipuladas para ver si caemos en la trampa o en la red de una mentira que para el embustero es una semilla es muy fértil en la inocencia de la gente.

Todos las cosas y los elementos tienen su medida de manera que algo grande no puede estar ubicado en un lugar pequeño y una cosa pequeña no puede estar en un lugar grande porque entonces lo que salta a vista es que se tramó una ubicación para ambas que es totalmente desproporcionada y no hablo de que lo grande o lo pequeño por su tamaño sea uno mejor que el otro, sino específicamente que cada aspecto tiene su lugar. Yo soy grande corporalmente hablando entonces me miraría ridículo en una silla pequeña y si alguien es pequeño tampoco puede estar en una silla grande porque entonces ni el grande ni el pequeño nos miraríamos bien y seguramente causaríamos risa o burla.

¿Por qué hablo de los sobredimensionados? Simplemente porque aquí hay gentecitas que se están orinando fuera del huacal que no precisan sobre sus propias limitaciones, porque aquí hay individuos que quieren escupir en rueda de grandes cuando tienen claro que en su propia falta de capacidad está su más grande limitante y porque sean auto nombrado “salvadores y libertadores de la patria” de una Nicaragua que de lo único que tiene que salvarse es de ellos y que jamás ha pedido ser liberada porque ella nunca ha sido en su historia tan libre como ahora.

En este país, donde los nicaragüenses y únicamente los nicaragüenses decidimos nuestro destino y somos los únicos que tenemos que resolver nuestras contradicciones todos nos conocemos, así que evitemos contarnos cuentos, sobre todo pancho madrigalescos. Aquí nadie nos va a venir a decir, menos desde afuera, donde otros tienen problemas mucho más gigantescos que nosotros, quien es grande y quien es pequeño aquí, quien es el que tiene realmente más aceptación en la sociedad política y donde están los reductos del fracaso.

Pues bien, un individuo de los auto sobredimensionados en la alianza cínica, aunque lo mismo da que sean los azules blanqueados, los PLC o como se llamen, -son tantas siglas en ese teatro de lo absurdo-, salió diciendo la semana pasada que ellos, no aceptarían jamás, de ninguna manera y lo dice con poses de molestia, ensoberbecido y hasta golpeando la mesa, la discusión de las reformas electorales entre el gobierno y los partidos políticos porque está debía ser únicamente con ellos.

A inicios de año el Presidente de la Asamblea Nacional, Doctor Gustavo Porras, en el mensaje inaugural del actual periodo legislativo, como parte de una agenda muy ambiciosa en lo económico, social y político, anunció que en este 2020, de cara a las elecciones generales del próximo año, se procedería a las reformas electorales que correspondan para hacer aún más transparente este proceso de manera que quienes vayan a ser convocados para esa discusión se fueran preparando para plantear sus propuestas y tratarlas con los delegados que correspondan.

A mí me dice el sentido común, respetuoso como debo ser con el marco conceptual y democrático del espíritu y letra de nuestra constitución, de nuestra carta magna, de nuestro gran pacto social, que los llamados a ser delegados de esa negociación, que reformará en la Asamblea Nacional la ley electoral, son los partidos políticos o aquellos movimientos que con voz y no necesariamente con votos opinen sobre el tema siempre y cuando hayan introducido ante el Consejo Supremo Electoral su solicitud y ya se encuentren en proceso de la transformación hacia un partido político y pare de contar.

¿Quiénes son estos sobredimensionados para venir con su siempre repugnante soberbia que sin ellos no se puede hacer esto o lo otro; de donde sacan que pueden venir a pegar cuatro ladridos o golpear la mesa para imponer una agenda por encima de la representación de aquellos que legítimamente, más allá del tamaño que tengan, les confiere el fuero constitucional que como partidos políticos tienen y que son los que van a ir por ley, a medirse a un proceso electoral donde únicamente los nicaragüenses decidimos.

El marco referencial del ejercicio político verdaderamente institucional no lo determina ni las tapas, ni el ladrido, ni la soberbia, ni el engreimiento de ningún patán que quiera dárselas de bravucón desde los espacios mediáticos que en función de la destrucción que ocasionaron al país son parte de la actitud mercenaria y destructiva que les cae al dedillo sin ningún tipo de sobredimensionamiento.

Para no sobredimensionarlos no menciono nombres, no es necesario, porque el nicaragüense, mayoritariamente por supuesto, no voy a arrogarme a hablar en nombre de todo el pueblo, pues hay quienes han sido pegados con el odiovirus, no necesita saber quiénes aquí han sido los obispos que en representación del diablo se sobredimensionaron como pastores de una iglesia a la que se trajeron al suelo; quiénes aquí desde la cúpula del COSEP, dónde ahora hay un escandaloso pleito de perros y gatos, se sobredimensionaros como empresarios y no tienen ni una pulpería; quiénes aquí se sobredimensionaron con el cuento de ser los defensores de los derechos humanos y han resultado delincuentes de alto calibre.

De esa misma forma puedo hablar de divulgadores del odio que se creen catedrales del periodismo; de politiqueros que andan del timbo al tambo porque son desadaptados o porque nadie los aguante en cada una de las siglas donde han llegado a disputarle el botín al dueño de la guarida; de vividores de algunos organismos no gubernamentales que han sido utilizados desde hace décadas por los mismos siniestros personajes para alejarse de la razón social para la que fueron creados y todo para mantener y sostener un status de vida solo a la par de los magnates; de falsos líderes que desde el exterior trafican con el hambre, la dignidad y las necesidades de compatriotas a los que estimularon para que salieran de nuestro país con la idea de convertirlos en falsos exiliados y todo para ser beneficiarios de las exuberantes tajadas que sostenidamente siguen recibiendo del Tío Sam y así nos encontramos con tipos y tipejas a los sí y muy bien les cae sobredimensionarlos como ladrones, asesinos, torturadores, oportunistas, falaces, pirómanos, miserias humanas, destructores del bien común y todo lo que usted quiera añadir y tanga la plena seguridad que son, y me perdonan por la expresión porque no puedo graficarlo de otra forma que nos represente una verdadera fotografía, todos esos son como la mosca de Pepito que jode, jode, jode, jode, jode, jode, jode y jode, y no es que este sobredimensionando, pero todo lo que he dicho de este cuento de Pepito, es poco para lo que realmente jode la mosca.

QUE DIOS BENDIGA A NICARAGUA.

Por: Moisés Absalón Pastora
13 Julio 2020

Nicaragua Siempre Digna y Libre

Nicaragua Siempre Digna y Libre

A continuación, el pronunciamiento íntegro: El Gobierno de Reconciliación y Unidad Nacional de esta Nicaragua Nuestra, Nicaragua Bendita, Digna y Siempre Libre, comunica al Pueblo Nicaragüense y a...

Tomás, Cristales y Espejos

Tomás, Cristales y Espejos

Palabras de la Compañera Rosario Murillo hoy Hemos celebrado, estamos celebrando, los Días de Paz, el Día Nacional de la Paz el 19, pero todos los días sabemos que son para consolidar y defender esa...