Comandante Daniel Ortega se pronuncia en el 30 Aniversario del Foro de Sao Paulo

Este martes se celebra el 30 Aniversario de la creación del Foro de São Paulo, la organización política que pretende la unidad solidaria de la izquierda de América Latina y del Caribe.

La iniciativa surgió como propuesta del líder de la revolución cubana, Fidel Castro Ruz, y el expresidente de Brasil Luiz Inácio Lula Da Silva en el mes de julio de 1990. El Foro serviría como un espacio de dialogo, intercambio de experiencias políticas, de integración y unidad de sectores progresistas y de izquierda, cuyo objetivo es hacer frente al avance del neoliberalismo en la región.

Intervención del Presidente de Nicaragua, Comandante Daniel Ortega

El Foro de São Paulo tiene un Principio de Solidaridad entre los Pueblos

El Comandante-Presidente Daniel Ortega empezó su intervención rememorando cómo los Estados Unidos intervinieron abiertamente en las elecciones de 1990 en Nciaragua, amenazando al pueblo nicaragüense con continuar la guerra si el FSLN obtenía el poder político. «17 años fuera del Gobierno, les abrimos las puertas a otras fuerzas políticas que nunca, en la época de Somoza, se les habría ocurrido que iban a llegar a la Presidencia de este país».

«Los mismos que pidieron la intervención Yankee para el derrocamiento del Gobierno liberal de Zelaya, con la Nota Knox» recordó el Presidente Ortega. «Los otros liberales y conservadores se arrodillaron a los Yankees […] Ahí están las raíces de los partidos políticos que llegaron al Gobierno en 1990».

El Comandante Ortega recordó que el Comandante Fidel Castro en 1980, invitó a los Estados Unidos a colaborar con Cuba para contribuir a la lucha contra la pobreza, la lucha por la alfabetización y la salud del pueblo nicaragüense, desde un discurso público.

Finalmente, el Presidente Ortega señaló la importancia de la Iniciativa del Foro de São Paulo, para continuar el legado del General Simón Bolívar, el Comandante Chávez y el Comandante Fidel, y el cumplimiento de la Izquierda Latino-Caribeña en la lucha por las reivindicaciones sociales de los pueblos.

Afirmó que la pandemia del Covid ha provocado momentos realmente duros para Nuestra América, y el mundo. Sin embargo, la solidaridad entre los pueblos es crucial para superar cualquier adversidad.