Nos preparamos para el Día de la Alegría cantando con fuerza

La Compañera Rosario Murillo, vicepresidenta de República destacó que los nicaragüenses nos preparamos para la celebración del Día de la Alegría el próximo sábado 17 de julio.

“Vamos en camino de paz, ahora decimos con fuerza, alegría, nos preparamos para el Día de la Alegría el sábado 17, gritando con fuerza, cantando con fuerza, clamando con fuerza, alegría, justicia y paz», dijo.

“42/19 son ya y hoy 52 años de la gesta de Julio Buitrago. Julio, Comandante, Julio Buitrago. En julio nació Julio, padre de la resistencia urbana, padre de la insurrección, padre de esas luchas que se dieron con fe y esperanza, para avanzar hacia la libertad, como llegamos a la libertad, un 19 de julio hace 42 años”, refirió.

“Somos un pueblo digno, valiente, formidable, un pueblo que merece toda la gloria, todos los honores y todas las victorias”, comentó.

La compañera Rosario se refirió a las hermosísimas galerías, preparadas por muchachos y muchachas de los distintos movimientos de juventud “que llegaron a la casa donde se dio la batalla heroica que nos representa hoy como pueblo de luchas y de victorias, esa batalla heroica de Julio, Julio Buitrago, hace 52 años, y ahí está”.

En ese sentido dijo que la juventud representa «el avance, los caminos de paz, gloria y victoria, esa juventud que camina orgullosa del legado de gallardía, de valentía, de heroísmo, que tenemos y que nos impulsa y promueve lo mejor de nosotros, toda esa valentía, decíamos, que es la fuerza de nuestra dignidad y decoro nacional”.

“Estamos viendo las hermosísimas fotografías, y cómo ocultar el sol con un dedo. Ahí está la sonrisa de la juventud, ahí está Julio en esa sonrisa, en esas flores, en esos puños en alto, ahí está julio, defendiendo con nosotros en estos tiempos de paz y bien, nuestra soberanía nacional”, subrayó.

“En julio nació Julio y ahí está la juventud nicaragüense rindiéndole homenaje y diciéndole: Comandante Julio Buitrago, vamos adelante y seguimos cumpliendo. Vamos por más victorias, muchas victorias de la fe, de la esperanza, de la certeza, de la solides del corazón heroico del pueblo nicaragüense”.

“Y es en soberanía que se dan todas las batallas, y por eso otra vez, porque no nos cansamos de decir Soberanía, por supuesto que a los esclavos, a los siervos, a los lacayos les molesta, es como que le muestren a los vampiros, la cruz, les molesta la palabra Soberanía, les molesta que hablemos de soberanía, porque les recuerda su propia desvergüenza, su propia inmoralidad, su propia deshonra, les recuerda que van quedando en la historia como la deshonra de un pueblo que ha sabido con dignidad en tanto tiempo histórico, defender el decoro, la honra y la soberanía nacional”.

“A nosotros a los que trabajamos, defendiendo precisamente esos honores, porque defender la soberanía es un honor, esos amores porque amar a Nicaragua en honra y es decoro”.

“Soberanía, soberanía se escribió con letras grandes,
No con tinta, sino con sangre, a lo largo de la historia.
Y ahora viene a mi memoria, lo que les dijo a ellos, a los imperialistas de la tierra el más grande héroe de las Segovias.
Esta, nuestra soberanía, no la discutimos, nada más la defendemos.
Y es que aquí ya no queremos injerencia extranjera, pues nunca va a ser lo mismo que hable un nica que uno de afuera.
Afuera, afuera pueden decir lo que quieran.
Pero si estas en tierra nica, respeta nuestra bandera.
Esa bandera azul y blanco que no volverán a deshonrar nunca, que no tiene ni una estrella.
Esa bandera azul y blanco por la que un día Andrés Castro con dignidad levantó su piedra.
Aquí todos los países tienen sus embajadores,
Y todos esos señores deben respetar la diplomacia,
Menos uno, ese uno no la respeta del todo,
Porque con su arrogancia que se abre en los corredores de la casa blanca
No respeta, no respeta la diplomacia.
Ahora, si él quiere hablar, que se quite la investidura
y verá que poco dura su estancia en esta tierra.

Y no estamos hablando de guerra, solamente de exigir que hablen afuera.
Afuera, afuera pueden decir lo que quiera, pero si están en tierra nica respeten nuestra bandera
Nuestra bandera azul y blanco que nunca volverán a deshonrar ¡Palabra de honor!
Nuestra bandera azul y blanco que no tiene ni una estrella.
Esa bandera, esa bandera por la que un día Sandino enarboló la roja y negra.
Afuera, afuera pueden decir lo que quieran,
Pero si están en tierra nica respeten nuestra bandera.

La bandera azul y blanco que nadie volverá a deshonrar nunca, que no tiene ni una estrella.
Esa bandera azul y blanco, como nuestro cielo, por la que un día Sandino, el Grande de las Segovias, el Grande de Nicaragua enarboló la rojinegra.

“Soberanía, soberanía eso es lo que nuestro pueblo escribe con letras grandes, lo que nuestro pueblo exige con la voz y el corazón en alto”subrayó la Compañera Rosario Murillo.

“Los que proclamamos, somos soberanos, somos dignos, somos familia y somos hijos de una historia y un legado que a todos nos hace sentir gran orgullo y a todos nos hace sentir y saber que nuestro camino es un camino de dignidad, de prosperidad, de paz de avances contra la pobreza, porque es lo que todos queremos, avanzar contra la pobreza, derrotar la pobreza y lo vamos a lograr, certezas, son certezas, lo vamos a lograr trabajando duro, para crear futuro”.

“Soberanía con la fuerza de un pueblo que vence, soberanía, fraternidad, dignidad, solidaridad, prosperidad con la fuerza de un pueblo que vence la pobreza y que crece desde el corazón, que todos tenemos, un corazón enorme, inmenso, bueno, un corazón lleno de valores, lleno de amor”.