Breve historia del Parque Central de Managua

Breve historia del Parque Central de Managua

El Parque Central inició su construcción en 1898 con planos encargados al Arquitecto Monsieur Louis Lairac, en estilo Neo-clásico europeo.

Fue inaugurado el 8 de Noviembre de 1899.

Después del terremoto de 1931 sufrió varias transformaciones, perdiendo su estilo original.

El Templete de la Música o Quiosco Central fue inaugurado en 1939, proyecto del Arquitecto Víctor Sabater y los frisos escultóricos del artista Ernesto Brown.

Fue diseñado con las características del estilo Art Deco, partiendo de una planta circular, cubierta por una cúpula rebajada, rematada por una estatua femenina que representa a la música rodeada de timbaleros y un marimbista. La cúpula se sostiene sobre una serie de columnas rectangulares espaciadas rítmicamente, entre las cuales se marcan tres accesos, por los que se ingresa a través de escalinatas dispuestas de manera cóncava.

Posee en su base una caja de resonancia y el cielo raso permite una acústica excelente. Está construido en concreto armado y el zócalo es de piedra volcánica. Un espejo de agua circunda al templete, el cual se alimenta por medio de gárgolas en forma de dragones ubicadas entre los accesos.

En los frisos escultóricos ubicados sobre la columnata, se colocaron paneles en alto relieve con escenas de la historia de Nicaragua: La Cultura Precolombina, llegada de Cristóbal Colon, la Resistencia Indígena, la Evangelización, Rafaela Herrera defendiendo El Castillo, la Independencia, La Batalla de San Jacinto, la invasión de William Walker, la Guerra Nacional, y la Prosperidad Republicana.

Resistió los efectos del terremoto del 23 de Diciembre de 1972.

A través del tiempo el Parque Central ha tenido diversas intervenciones para mejorar sus espacios. La Alcaldía de Managua con un valioso equipo de trabajadores llevó a cabo la actual Restauración y Embellecimiento, con nuevos y amplios andenes, hermosa jardinería y ornamentación, iluminación, decoración, y exposición documental de nuestros Héroes Nacionales Rubén Darío y General Augusto C. Sandino.

Así mismo la Restauración del Templo de la Música ha sido llevada a cabo por los arquitectos y equipo de trabajadores de la Comuna, y restauradores de bienes culturales del Instituto de Cultura que han capacitado como un Taller Escuela a personal técnico de la Alcaldía para continuar dando mantenimiento a las obras escultóricas del Templo de la Música.

Ahora esperamos que los fines de semana vuelva a ser el escenario de Músicos y Orquestas este Templo de la Música, que ofrecemos con Cariño a las Familias de Managua como esparcimiento, disfrute y recreación, que también esperamos gocen los visitantes a nuestra Capital.

Linda, que Linda es Managua !.