Producción de café es todo un éxito en San Juan del Río Coco

Para mejorar la producción agrícola de Nicaragua; se han realizado un proceso de transformación que incluye la adaptación de nuevas variedades de café resistentes a las enfermedades.

En este proceso se han involucrado los grandes, medianos y pequeños caficultores que en su gran mayoría reciben el acompañamiento y asesoramiento de las instituciones del Sistema Nacional de Producción, Consumo y Comercio.

Igualmente, este café es uno de los principales rubros de la canasta de exportación, por eso el Gobierno Sandinista le da gran importancia a toda la cadena de producción.

Todos en una sola cadena empujan el rubro para incrementar los ingresos del país. En San Juan del Río Coco conocimos experiencias exitosas de productores que han transformado su producción con nuevas variedades resistentes a las enfermedades como la roya y amigables al medio ambiente.

De igual forma, Danilo Amado González Presidente de la Cooperativa de Servicios Múltiples 25 de Marzo; destacó que a raíz de la crisis provocada por la roya en el 2015.

También, puedes leer: Partido Comunista de China inaugura seminarios sobre comunicación

Además, en la finca El Pozo con 15 manzanas donde se produce café se ha adaptado la variedad “Costa Rica 90”; que tiene mayor resistencia a las enfermedades y tiene una producción muy aceptable con mucha calidad.

“La experiencia que hemos tenido con esta variedad es muy resistente, hay buena producción y sobre todo la calidad porque es una garantía para vender el café. En estas últimas cosechas la producción ha estado bastante buena, si estamos exportando y esto gracias a las políticas de nuestro Gobierno; que ha abierto espacios a los pequeños emprendedores de este país. Hemos exportado a Canadá y Estados Unidos”, refiere González.

 

Nos contó que haber sido afectados por la roya hace 7 años, les ayudó a enfrentar un proceso de transformación para obtener un fruto más orgánico. De no haber sido así los productores estuvieron con aun viejas tecnologías y viejas formas de producción.

“El apoyo de las autoridades se materializa en la facilitación de los trámites fitosanitarios que son necesarios para que podamos exportar; y eso nos ha ayudado bastante. El café nicaragüense sigue manteniendo su calidad en el mercado internacional; hay muchos compradores que prefieren nuestro café”, agregó González.