Italia: primer ministro renuncia y elecciones son adelantadas

Italia: primer ministro renuncia y elecciones son adelantadas

Mario Draghi, primer ministro de Italia anunció hoy su renuncia ante el presidente Sergio Mattarella. Tras perder la mayoría parlamentaria que le sustentaba al frente del Gobierno.

Draghi presentó su dimisión ante Mattarella luego de que sus tres socios en la coalición de unidad nacional, la conservadora Forza Italia (FI) de Silvio Berlusconi.

La ultraderechista Liga de Matteo Salvini; y el populista Movimiento 5 Estrellas (M5S) de Giuseppe Conte. Le retirasen su apoyo durante una moción de confianza este miércoles en el Senado.

Italia: primer ministro renuncia y elecciones son adelantadas

«El Presidente de la República ha tomado nota. El Gobierno se mantiene en el cargo para encargarse de los asuntos corrientes»; señaló la oficina de la presidencia en un comunicado.

Mientras, añade el documento que Mattarella «recibirá por la tarde en el Palacio del Quirinal a los presidentes de las Cámaras, de conformidad con el artículo 88 de la Constitución».

El cual alude a la disolución del Parlamento previo a la convocatoria de elecciones anticipadas.

Las cuales pudieran celebrarse a finales de septiembre o principios de octubre, tras el anuncio de la disolución de las Cámaras. Y conforme a los plazos establecidos por la Constitución de ese país europeo, para su oficialización.

«Gracias, incluso los banqueros tienen corazón. Gracias por esto y por lo que hemos hecho juntos»; expresó Draghi ante el Senado. Luego de que la víspera en un intento por reconstruir la coalición de unidad nacional, ganó la moción con 95 votos a favor y 38 en contra, amén de perder el respaldo del M5S, la FI, y la Liga, y votar solo 133 del total de 320 senadores.

La dimisión de del primer ministro italiano trajo consigo la subida de la prima de riesgo hasta 238 puntos. En tanto la Bolsa de Milán experimentó una caída de un 2.29 por ciento a una hora de su apertura.

En fechas recientes sindicatos, patronales, asociaciones de diversa índole, e incluso la Iglesia católica, habían animado a la continuidad de Draghi para buscar solventar la crisis económica, energética y social por la que atraviesa el país europeo en la actualidad.