México: personas que no toleraban el ruido de un niño autista quemaron viva a su madre

México: personas que no toleraban el ruido de un niño autista queman viva a su madre.

A plena luz del día y en la vía pública en México quemaron a Luz Raquel Padilla, madre de un niño con autismo. Tras recibir amenazas de muerte por parte de sus vecinos, quienes no toleraban el ruido que hacía su hijo.

Padilla muere luego de que cuatro hombres y una mujer, quienes le rociaron un líquido, le prendieran fuego y escaparan. Ocurrió en el estado de Jalisco y la Fiscalía ya informó que el caso se investiga bajo el protocolo de feminicidio.

Desde el último 17 de mayo, Luz Raquel Padilla denunció a través de las redes sociales que recibía amenazas de muerte en su contra.

Y publicó una serie de fotografías en las que se ven frases pintadas en las paredes de su casa, ubicada en la colonia Arcos de Zapopan.

A través de las plataformas, la organización Yo cuido México, a la que ella pertenecía, denunció que constantemente era amenazada por sus vecinos, debido a que su hijo, con autismo, hacía ruidos que no toleraban.

Según la mencionada organización, Luz Raquel Padilla, ya había sobrevivido a un ataque que denunció; pero las autoridades ignoraron su caso.

“Luz Raquel recibía constantes amenazas de muerte en su domicilio en contra de ella y de su hijo. Debido a la intolerancia por los ruidos que el niño hacía en los momentos de crisis”; publicó el colectivo.

“No fue el primer incidente, semanas antes, Luz Raquel sobrevivió a un ataque con cloro de uso industrial en la zona del tórax. Nuestra compañera presentó una denuncia ante la comisaría de Zapopan sin recibir debida atención ni seguimiento a su denuncia»; dijeron.

De manera que «ella solicitó ser integrada al programa Pulso de vida con el objetivo de recibir protección debido a las constantes amenazas y violencias que recibía por el comportamiento de su hijo menor de edad con autismo”, continuaron.

“Sin embargo, le negaron ser integrada al programa al considerar que las amenazas que recibía por parte de terceros no eran causa suficiente para ser beneficiada”; finalizó la organización.