Fuerza Aérea de Nicaragua festeja 43 años en la defensa

Fuerza Aérea de Nicaragua festeja 43 años en la defensa

El Ejército de Nicaragua cuenta con una Fuerza Aérea que defiende el territorio aéreo y la soberanía nacional festeja 43 años en la defensa.

Asimismo, el coronel piloto aviador Efren Marín, jefe de la Fuerza Aérea, sostuvo que continúan cumpliendo con importantes misiones, dotando al personal de suficientes capacidades y tecnología de punta para preparar y asegurar el mantenimiento de la aviación.

“La Fuerza Aérea realiza actividades políticas y disposiciones relacionadas a la navegación aérea, también controla el tráfico aéreo en todo el territorio nacional. Dentro del marco de los planes establecidos por el Ejército de Nicaragua la Fuerza Aérea tiene como misión defender la soberanía, la independencia y la integridad territorial”, señaló el jefe de la FA.

“La Fuerza Aérea dentro de los planes operacionales coadyuva disponiendo sus fuerzas y medios en la política de Estado del muro de contención, en la lucha contra el narcotráfico internacional, planes de protección y seguridad de la cosecha cafetalera y la lucha contra el abigeato”, aseguró el coronel.

“Bajo el principio entre lo necesario y lo posible la Fuerza Aérea dio inicio a su proceso de modernización en el año 2012 con la creación y equipamiento de un moderno laboratorio de metrología en la base de reparaciones aéreas. En el año 2013 se construyó y se equipó un moderno complejo de simuladores, todo con el objetivo de preparar a los pilotos, técnicos y mecánicos”, agregó.

Igualmente, puedes leer: INTA presentan nueva variedad de frijoles

En el Área de Línea de Vuelo se encuentra el hangar con personal técnico que revisa los AN-26. Además de otro buen número de helicópteros MI 17.

Además, es un trabajo reglamentario que se realiza cada 8 días. Consiste en la revisión exterior de trenes de aterrizaje, hélices, fuselajes, sistema eléctrico, sistema de comunicaciones, hidráulicos y baterías.

La capacidad de carga de los AN-26 ronda las 5 toneladas y media, con capacidad para 40 pasajeros. La autonomía de vuelo es de 5 horas y media. La tripulación se compone de cinco miembros: piloto, copiloto, ingeniero de vuelo, navegante y mecánico.

En estas instalaciones se capacitan los soldados haciendo demostración del empleo combativo de la defensa antiaérea ZU2340 N1-4 como rechazo ante un ataque aéreo.

Finalmente, una artillería diseñada para defenderse ante la presencia de aviones y helicópteros de corto alcance. La artillería tiene un tiro efectivo de 3 kilómetros y capacidad de fuego con alcance máximo de hasta 12 kilómetros. 400 disparos por minutos.