Cumbre Mercosur en Brasil con cambio de gobierno en países miembros

El Mercado Común del Sur (Mercosur) realizó hoy 4 de Diciembre, su 55 cumbre en el municipio Bento Gonçalves, del estado brasileño Rio Grande do Sul, en medio de cambios en gobiernos de algunos de los países miembros del bloque.

Fuentes oficiales informaron que las nuevas administraciones de Argentina y Uruguay no enviarán representantes a la reunión cimera, a la que solo asistirán mandatarios que próximamente darán punto final a su permanencia en el poder.

El gobernante argentino, Mauricio Macri, quien estará en el cargo hasta el 10 de diciembre, participará en el encuentro como uno de sus últimos compromisos oficiales en el exterior. Uruguay enviará a la vicepresidenta Lúcia Topolansky.

Por su parte el presidente paraguayo, Mario Abdo, confirmó su presencia en la mesa, al igual que el brasileño Jair Bolsonaro. Chile, que enfrenta protestas populares, enviará a una autoridad diplomática, al igual que Guyana.

Bolivia está en proceso de adhesión al bloque, pero afronta una crisis política por el golpe de Estado que obligó a la renuncia del presidente constitucional Evo Morales.

Como anfitrión, Brasil invitó a la autoproclamada presidenta Jeanine Añez, quien posiblemente envíe a otro representante, y declinó convidar a Venezuela.

Recientemente el secretario de Negociaciones Bilaterales y Regionales de la cancillería, Pedro Miguel da Costa e Silva, señaló que Brasil presentará en el foro las directrices para aumentar la libertad entre los socios económicos.

‘Traeremos una reflexión externa de lo que es la agenda interna brasileña: aumentar la competitividad, abrir la economía, facilitar los negocios, reducir las barreras económicas. Es una agenda que facilita la vida de la gente, reduce la burocracia y aumenta la cooperación’, precisó.

Según Michel Arslanian Neto, director del Departamento de Mercosur e Integración Regional, la conclusión de acuerdos con la Unión Europea trajo avances que deberían reflejarse en esta reunión de la unión sudamericana.

‘Con el bloque europeo, hemos avanzado en los servicios financieros, la banca y los seguros. Todos estos avances compensan el tiempo perdido en nuestra agenda interna. Ahora vamos a discutir estos cambios con nuestros socios’, remarcó.

Mencionó además la evolución de los acuerdos fronterizos, específicamente el relativo a la cooperación policial. Con el tratado en vigor, los agentes podrán cruzar fronteras para perseguir a delincuentes fugitivos.

Otro acuerdo en la fase final de la negociación permite a las personas que viven en las regiones fronterizas utilizar los servicios públicos de ambos socios, de una u otra parte. La salud, la educación, el movimiento y el trabajo son las áreas que se benefician.

De igual manera el evento abordará sobre desarrollo sostenible, lucha contra la corrupción en los países del bloque, protección del consumidor a nivel internacional y la agenda del Mercosur.