Se recibieron más de 100 mil llamadas a la línea telefónica 132

Linea 132 nicaragua coronavirus

Desde su inauguración, la línea telefónica 132 ha servido como número de emergencia en Nicaragua, ante la pandemia del COVID-19. Los nicaragüenses pueden hacer reportes sobre situaciones alarmantes en su barrios. Incluso, pueden consultar sobre síntomas, comportamientos y prevención, así como cualquier duda que tengan sobre el coronavirus.

El Ministerio de Salud hoy nos informa que la línea telefónica 132 ya tiene un mes de estar funcionando y que se registraron más de 110 mil llamadas recibidas de nuestro pueblo, así como las que hacemos que son aparte, en seguimiento a hermanos que ingresaron al país, nacionales o personas de otras nacionalidades y en ese monitoreo constante de cuidado solidario responsable, llevamos también como promedio cada día 3 mil 500 llamadas recibidas en el 132”, detalló la Compañera Vicepresidenta durante su llamada.

Se recuerda a los compañeros sandinistas asesinados por la Dictadura Somocista

Durante su llamada diaria, la Compañera Rosario Murillo, Vicepresidenta de Nicaragua, recordó el legado de Edwin Castro Rodríguez, Cornelio Silva y Ausbero Narváez. Los Compañeraos que fueron asesinados por la Dictadura Somocista el 18 de Mayo de 1960.

En la comunicación la Compañera Vicepresidenta recitó algunos poemas que engrandecen la dignidad soberana del pueblo nicaragüense, escritos por el Compañero Edwin Castro Rodríguez.

«Y decía Edwin Castro:

Joven, desde mi juventud te escribo mi canto vertical

Compañero que olvidando mi nombre

has negado al hermano

Abre tu voz para gritar al mundo el nombre de la Patria

Proclama en las esquinas la palabra

que ha de lavar la sangre

en los cuerpos de tus muertos

Junta las manos no implorando

con los puños cerrados

para quebrar vitrinas

y romper las amarras de la idea

Si me has negado a mí,

no niegues más el nombre de la Patria

Escucha compañero

mi canto vertical

que escribo para vos desde la cárcel.

(19 de noviembre, 1958)»

Además, agregó que el libro reunido por la familia de Edwin Castro, refleja el orgullo nicaragüense de «saber luchar día a día y de saber vencer». La muerte no necesariamente significa el fin de la vida, como «Camilo, como nuestro general de hombres y mujeres libres, como Carlos, como Tomás» comparó.