Continúan audiencias sobre caso de presunta corrupción en Costa Rica

El Juzgado Penal de Hacienda continuará hoy las audiencias de medidas cautelares del caso de presunta corrupción en contratos de obras públicas, por el cual están detenidos 28 funcionarios de entidades estatales y privadas.

Desde el martes pasado comenzaron las audiencias y hasta este lunes 11 de los 14 abogados de los 28 arrestados hicieron la defensa, y los seguidores del caso, denominado Cochinilla, calculan al menos dos días más para los descargos de los tres restantes.

Concluida esta fase, los jueces deliberarán por unos tres días para dictar las medidas cautelares o no que entiendan para cada uno de los apresados desde el lunes de la semana anterior, señalados de presuntos delitos de corrupción y vínculos con malversación de fondos públicos por componendas entre funcionarios estatales y privados.

Audiencias

Los arrestados trabajan en el Consejo Nacional de Vialidad (Conavi), el Ministerio de Obras Públicas y Transporte (MOPT) y en empresas constructoras privadas como Meco, H. Solís, Constructora Herrera, Cacisa e ITP Ingeniería.

El director del OIJ, Wálter Espinoza reveló a la prensa que en 2019 recibieron información confidencial, que un grupo de funcionarios públicos se reunían con miembros de empresas privadas; ganadoras siempre de las adjudicaciones, y que estaban malversando fondos que afectan el erario público.

Según Espinoza, los detenidos habrían cometido delitos como asociación ilícita, peculado, cohecho, así mismo malversación, sobornos, regalías. Además gratificaciones irregulares y tráfico de influencias, entre otros.

‘Las investigaciones indican que ha habido un pago de fondos, y presupuestos adelantados. Esto para cometer los delitos;  al parecer se han malversado unos 78 mil millones de colones, unos 128 millones de dólares’, subrayó Espinoza.

Por este caso, el presidente Carlos Alvarado afirmó que el Conavi ‘debe ser intervenido. He solicitado al ministro de Obras Públicas y Transportes Rodolfo Méndez que concrete el mecanismo legal apropiado para hacerlo lo más pronto posible. La ciudadanía espera y merece que se llegue al fondo de este asunto’.

Alvarado sostuvo además que ‘ahí donde hay un corrupto, también hay un corruptor, y ambos deben ser sancionados. Es mi deseo, igual que el del resto de las y los costarricenses que se llegue al fondo del asunto;  y se sienten las responsabilidades y sanciones, recaigan sobre quienes recaigan’.

Con información de: Prensa Latina