Discurso de Nicaragua en sesión del Consejo Permanente de la OEA

INTERVENCIÓN DE LA DELEGACIÓN DEL GOBIERNO DE NICARAGUA EN SESIÓN EXTRAORDINARIA DEL CONSEJO PERMANENTE DE LA ORGANIZACIÓN DE ESTADOS AMERICANOS (OEA)

MIÉRCOLES, 11 DE AGOSTO, 2021

Embajador Washington Abdala, Representante Permanente de la República de Uruguay, Presidente del Consejo Permanente de la OEA,

Señores Secretario General y Secretario General Adjunto de la OEA, respectivamente,

Señoras y Señores Representantes Permanentes y Alternos de los Estados Miembros,

Queridas Hermanas y Hermanos representantes de los Pueblos Originarios de Nuestramérica,
Al conmemorar el Día Internacional de los Pueblos Originarios, Nicaragua celebra con orgullo y ahínco, la vertiente ancestral-indígena que nutre y enriquece la Identidad Nacional.

Reconocemos las contribuciones históricas de nuestros Pueblos Originarios, sus héroes, poetas, leyendas y artistas que enaltecen la Cultura Nacional, destacando el Precepto Constitucional de que nuestra NICARAGUA ES UNA NACIÓN MULTIÉTNICA Y PLURICULTURAL.

Celebramos el legado de nuestros Caciques Diriangén y Nicarao y tantos otros líderes Miskitos, Mayagnas, Ulwas y Ramas, que nunca se rindieron ante la opresión colonial y cuya fuerza y sabiduría inspiraron la Independencia Nacional, la lucha antiimperialista, la Revolución Popular Sandinista y hoy día, la Autonomía de los Pueblos de la Costa Caribe de Nicaragua y la construcción de una Genuina Democracia Nicaragüense, en la que se ven representados todos los Pueblos y todos los sectores sociales de nuestra sociedad.

La reivindicación de los Derechos de los Pueblos Originarios puede observarse en la implementación de programas tan importantes como el Programa Madre Tierra, que ha permitido la demarcación y titulación de 23 territorios de los Pueblos Originarios y Afrodescendientes entre el año 2007 y 2021, integrados por 314 comunidades que abarcan una extensión territorial superior a los 37,859.32 Kms[2], con más de 205,315 habitantes, representando el 31% del territorio nacional, más que cualquier otro país de nuestro Hemisferio.

Se aprecia a través del Subsistema Educativo Autonómico Regional (SEAR), que garantiza la Educación Bilingüe Intercultural en más del 70% de las escuelas de primaria en comunidades indígenas, en las que la Educación se imparte en los idiomas maternos, y que ha permitido que la tasa de analfabetismo se reduzca del 58% en el año 2007, al 8% en el 2021. Junto a ello, se ha fortalecido la educación técnica y superior, que es gratuita a través del Instituto Nacional Tecnológico (INATEC), las universidades comunitarias e interculturales, BICU y URACCAN y la Universidad Abierta en Línea de Nicaragua (UALN) del Consejo Nacional de Universidades.

En materia de salud, los conocimientos y prácticas ancestrales de los pueblos originarios han sido integrados al Modelo de Salud Familiar y Comunitaria (MOSAFC) que garantiza mayores inversiones en infraestructura, formación profesional y organización integral del sector salud, fomentando una mayor participación de todos los actores (parteras, curanderas, médicos tradicionales, brigadistas, enfermeras, doctores, sabios, etc.) en la gestión intercultural de la salud en las comunidades indígenas. Ello ha permitido un mejor manejo de enfermedades y condiciones crónicas como el cáncer, la diabetes y la hipertensión; enfermedades cardíacas y nefrológicas; enfermedades epidémicas como la malaria, dengue, zika, chikungunya, leptospirosis y cólera; así como enfermedades respiratorias como la neumonía, la gripe y el COVID-19.

Igualmente importante ha sido la priorización de la infraestructura de transporte, telecomunicaciones, energía eléctrica, agua potable y alcantarillado sanitario, puertos y aeropuertos en territorios y comunidades indígenas del Caribe Nicaragüense, que junto a diferentes programas de desarrollo productivo, asesoría técnica y acceso a crédito, han creado las condiciones para garantizar la seguridad y soberanía alimentaria y la mejora continua de las capacidades productivas de los sectores agrícola, pesquero, turístico, forestal y minero.

De cara a las elecciones generales a celebrarse el 7 de noviembre próximo, los Pueblos Originarios celebran la elección del Consejo Supremo Electoral más diverso y representativo de la historia de Nicaragua, con equidad de género, participación de pueblos indígenas y afrodescen-dientes, maestros y líderes comunitarios y con una Magistrada Presidente con capacidades diferentes. El CSE en conjunto con los partidos políticos ha aprobado un calendario electoral y 17 partidos políticos han cumplido con todos los criterios establecidos para participar en las elecciones generales, ya sea a título individual o en alianzas. El 24 y 25 de Julio pasado, casi 3 millones de nicaragüenses participaron en el proceso de verificación ciudadana y el padrón electoral, a la fecha, contiene a más de 4 millones de ciudadanos y ciudadanas nicaragüenses.

El 2 de Agosto, los partidos políticos inscribieron de manera preliminar a sus candidatos y candidatas a Presidente, Vicepresidente, Diputados a la Asamblea Nacional y al PARLACEN, quienes luego de un proceso de revisión, que culminará el 18 de agosto, quedarán inscritos de manera definitiva para participar en las elecciones generales. Nos enorgullece ver que en las listas propuestas se encuentran un gran número de indígenas y afrodescendientes quienes competirán para ocupar los diferentes cargos de elección popular.

Al reconocer todas estas victorias alcanzadas por los Pueblos Originarios en los campos económico, político, social, ambiental y cultural, también entendemos que hay un largo camino por recorrer y por ello, el Gobierno de Reconciliación y Unidad Nacional reitera el compromiso irrenunciable de la Revolución de continuar promoviendo el Bienestar y el Buen Vivir de todos los Pueblos Originarios de Nicaragua.

¡Vivan los Pueblos Originarios de Nicaragua!
¡Vivan los Pueblos Originarios de Abya Yala!
¡Viva Nuestra Madre Tierra!
¡Viva Nuestra Pachamama!

 

También, puedes leer: Nicaragua entregará 55 mil paquetes alimentarios