Huracán Ian categoría 4 tocó tierra en Florida

huracán Ian categoría 4 tocó tierra en Florida

Según el Centro Nacional de Huracanes (NHC) de Estados Unidos, informó que Ian tocó tierra el miércoles en el oeste de Florida, como un huracán de categoría 4 en una escala de 5.

Ian, descrito como un «huracán extremadamente peligroso», arrastra vientos de hasta 240 km/h, tocó tierra en la costa de Cayo Costa a las 15H05 locales (19H05 GMT), según una alerta del NHC.

Así que, diferentes ciudades de la costa suroeste del estado de Florida, como Sarasota o Fort Myers, ya habían reportado daños horas antes, debido a los poderosos vientos que trajo Ian a la península.

Ian ingresó por la zona de las islas de Sanibel y Captiva, en el suroeste del estado, y se espera que su trayectoria lo desvíe hacia el norte, poniendo en alerta a los grandes centros urbanos de Orlando y Tampa.

Los daños de Ian se venían reportando desde la madrugada de este miércoles ya se registraron los primeros destrozos causados por fuertes vientos a causa de Ian en la localidad de Pembroke Pines, en el norte de Miami.

Fuertes vientos a causa de Ian en Florida

De acuerdo al reporte de las autoridades locales, algunos árboles resultaron derribados por los vientos. También se registró el daño a varios automóviles.

La mayor parte de la península de Florida se encuentra en estado de emergencia.

Igualmente, el meteorólogo estadounidense Reed Timmer ha estado compartiendo fotos de Pine Island, en el condado de Manatee, una de las zonas de evacuación obligatoria.

Según el experto, la marejada ciclónica de Ian puede ser «catastrófica» para ciudades como Fort Myers o Punta Gorda; dado que la intensidad de los vientos se aproxima a los de un huracán categoría 5.

Otros expertos de Accuweather dijeron que la marejada podría «cambiar completamente» el panorama en algunas de las islas en la costa suroeste de Florida.

Evacuación masiva 

Horas antes de la llegada de la tormenta, el administrador del condado Manatee, Scott Hope, dijo que habían calculado recibir unas 120.000 personas que se encontraban en las zonas de evacuación obligatoria.

Sin embargo, para el momento en el que se cerraron las puertas, Hope dijo que había apenas unas 3.000 personas en los albergues.