Chocolatito sin fecha oficial de 3ra pelea contra “El Gallo”

Chocolatito sin fecha oficial de 3ra pelea contra “El Gallo”

Román “Chocolatito” Gonzales se ha instalado en Nicaragua para continuar su preparación para su tercera pelea contra “El Gallo” Estrada.

El púgil de esta nación estuvo 40 días reconcentrado en Coachella, California, lugar que ha sido su guarida para sus ultimas peleas; y donde su maestro es Marcos Caballero.

Sin embargo, por motivos personales nuestro campeón ha regresado a Nicaragua este domingo para cerrar su preparación de una 3ra pelea que aun no tiene fecha oficial.

Durante sus momentos en Coachella, Román hizo algunas sesiones de guanteo y su rutina mañanera con Marcos Cabellero; y los púgiles que también prepara el entrenador nica.

Chocolatito se traslada a Managua ante falta de fecha de pelea

El 22 de enero 2022 parecía inminente volver a ver al Gallo y al Chocolatito cruzando guantes a sus rostros, una guerra de puños, sin embargo, comienzan a disiparse las esperanzas que este pleito se lleve a cabo el próximo mes a falta de un anuncio oficial.

El promotor Eddie Hearn menciono al 22 de enero como la fecha de 3ra parte de esta trilogía en una entrevista realizada el mes pasado; 8 deportivo conoció que la intención era colocar en esa fecha a Chocolatito pero DAZN coloco a Vergil Ortiz Junior; además el mismo rival de Román y el silencio de los involucrados en este enfrentamiento deja ver que aún no está asegurado.

Chocolatito cumpliría 10 meses sin subir al ring ya que su último combate fue precisamente la derrota en las tarjetas ante ¨El Gallo¨ Estrada en marzo del 2021; tropiezo que lo despojó de su título mundial de las 115 libras de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB).

Mientras el negocio se encuentra en el escritorio tratando de concretar una fecha para este ansiado combate, todo apunta a que la leyenda del boxeo nica regresara al gimnasio Roger Deshon hasta nuevo aviso, lugar donde ha forjado su carrera Román.

También puedes leer: Gervonta Davis retuvo título de peso ligero ante un valiente Cruz